Acuerdo financiero para que las obras de vivienda social lleguen a quienes más lo necesitan


El secretario de Vivienda y Hábitat Domingo Amaya, junto al subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda Iván Kerr, firmaron un acuerdo creado entre la Secretaría y el Banco Nación Fideicomisos, para administrar y gestionar proyectos de vivienda social.

Luego de la firma Amaya señaló: “seguimos generando en conjunto las instrumentos necesarios para que las obras sean cada vez más transparentes y se ejecuten en tiempo y forma”.

La constitución del Fondo Fiduciario para la Vivienda Social requiere el trabajo en conjunto entre la cartera de Vivienda, que conforma el Consejo de Administración encargado de realizar el seguimiento de la gestión de proyectos y las instrucciones específicas de pago, el Banco Nación Fideicomiso quien tramita las certificaciones, auditorías de obra y pagos, y los entes ejecutores, que tras la adhesión a este Fondo cumplirán un rol de beneficiarios, recibiendo los pagos y auditorías que propone la dinámica del convenio.

Por su parte, Kerr destacó que “este contrato lo incluimos en la Ley de Presupuesto de este año y la idea es utilizar como fiduciario al Banco Nación Fideicomiso, para poder incluir los recuperos de las viviendas que se construyen en todo el país dentro de este contrato, y que ello permita apalancar la inversión para aumentar la cantidad de oferta de vivienda financiada por el Estado, a través de este tipo de herramientas”.

El principal objetivo del acuerdo es poder controlar la ejecución de las obras, agilizando los desembolsos para que las obras finalicen en tiempo y forma, con las auditorías correspondientes. A su vez, permitirá también administrar el recupero de las cuotas de los montos financiados y, generar una reinversión en soluciones habitacionales, creando un nuevo esquema de oferta y de subsidio a la demanda.

Esta nueva implementación beneficiará a toda la política habitacional, brindando mayor acceso a los sectores más vulnerables, con falta de acceso a una vivienda, y con un sistema con mayor transparencia y eficacia en cuanto a la finalización en tiempo y forma de las obras.