Acuerdo de cooperación entre la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera


Laura Alonso, Titular de la Oficina Anticorrupción (OA) y Mariano Federici, Presidente de la UIF, suscribieron un acuerdo para compartir información que permita prevenir y detectar delitos vinculados al lavado de activos. La firma del convenio se realizó en el marco de las Jornadas de Trabajo sobre Recupero de Activos de la Iniciativa StAR, del Banco Mundial y La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Tanto la UIF como la OA marcan su compromiso mutuo para implementar canales de comunicación y mecanismos de cooperación, a fin de fortalecer reglas y prevenir delitos vinculados al Lavado de Activos y la corrupción.

Laura Alonso señaló que “este acuerdo de cooperación inter-institucional con la UIF se inscribe en la tendencia global. Las agencias anticorrupción y antilavado deben articular y coordinar su trabajo para llevar adelante investigaciones efectivas que faciliten condenas y también la identificación y la recuperación de activos y bienes producidos por la corrupción en nuestro país y en el extranjero. Asimismo, de la experiencia común, nos proponemos trabajar en el análisis y el estudio de situaciones específicas para proponer reformas institucionales adecuadas y modernas”. Alonso destacó que la cooperación con la UIF permitirá someter a los más de 50.000 funcionarios públicos que presentan declaración patrimonial y de intereses, a un control cruzado y más estricto.

Del evento participaron Maria Eugenia Talerico, Vicepresidente de la Unidad de Información Financiera, Ignacio Irigaray, Subsecretario de Investigaciones Anticorrupción de la OA, Gabriel Pérez Barberá, cotitular de PROCELAC, integrantes de La Procuraduría de Narcocriminalidad, de la AFIP, de la Procuración del Tesoro de la Nación y asesores del senador Federico Pinedo.

Luego de la firma del convenio, la jornada continuó con la participación de los expertos internacionales de la Iniciativa StAR.

La firma de este acuerdo refuerza el compromiso permanente de la República Argentina con el sistema de Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo como herramienta para la lucha contra la corrupción y para un sistema económico-financiero íntegro.