Acuerdo con el municipio pampeano de Telén marca la reactivación del Programa de Inclusión Eléctrica Nacional

La Secretaría de Energía de la Nación y la Municipalidad de Telén firmaron el primer convenio en cuatro años del PROINEN, que permite realizar obras en municipios de todo el país con financiamiento del Estado Nacional para mejorar la seguridad eléctrica en barrios sin la infraestructura adecuada.


El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, suscribió hoy con el intendente del municipio pampeano de Telén, Saúl Echeveste, un convenio que contempla una inversión de $43,1 millones por parte del Estado Nacional para la construcción de 11 kilómetros de línea de Baja Tensión y la provisión de luminarias de 100W para el alumbrado público en el marco del Programa de Inclusión Eléctrica Nacional (PROINEN), que permite garantizar el acceso seguro al servicio eléctrico en barrios que carecen de la infraestructura necesaria. De la reunión participaron el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, y el presidente de la Cooperativa de Electricidad, Créditos, Obras y Servicios Públicos de Victorica (CEVIC), Jorge Díaz.

El nuevo tendido mejorará la provisión del servicio público de energía eléctrica en lugares remotos de esta localidad del ámbito rural de la provincia de La Pampa que hoy carecen de acceso o que poseen conexiones precarias y peligrosas, sin sistemas de protección. Las luminarias, por su parte, aportarán a la seguridad vial de la localidad, así como a la seguridad en las áreas urbanas, mejorando la calidad de vida y el uso del espacio público en distintos horarios.

El PROINEN fue creado en 2015 y relanzado en abril pasado . A través del Programa se efectúan obras de infraestructura de distribución eléctrica como redes, acometidas domiciliarias, tableros con las protecciones reglamentarias y también instalaciones domiciliarias, tanto en la parte interior como exterior de las viviendas de los barrios.

De esta manera, la iniciativa que se ejecuta en articulación con el Ministerio del Interior y todos los municipios del país permite que muchas familias puedan acceder por primera vez a un servicio eléctrico regularizado, causando un impacto económico positivo para los proveedores del sector y generando nuevos puestos de trabajo.