Actualización automática para agricultores familiares de frutas y hortalizas

Mediante la Resolución 350/2020, el Senasa continua facilitando la gestión de trámites para garantizar el abastecimiento de alimentos en todo el territorio nacional.


Buenos Aires – El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dispuso la actualización anual automática en su Registro Nacional de Productores Agropecuarios (Renspa) de los productores familiares hortícolas y frutícolas del país inscriptos o reinscriptos en 2019.

La medida, reglada en la Resolución 350/2020 publicada hoy en el Boletín Oficial con la firma del presidente del Senasa, Carlos Paz, tiene carácter de excepción y atiende las necesidades del sector para la gestión de los trámites ante el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para enfrentar la pandemia de COVID-19.

La norma busca facilitar el abastecimiento de frutas y verduras que proveen los agricultores y agricultoras familiares en cada una de las localidades de nuestro país, y evitar que se entorpezca la circulación, transporte y distribución de estos alimentos.

Las condiciones para acceder a la actualización automática de su reinscripción en el Renspa son: haberse inscripto o actualizado su inscripción entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2019; declarar y realizar “tipo de actividad agrícola”, y estar inscriptos en el Registro Nacional de Agricultura Familiar (Renaf).

La excepción se tomó para facilitar el cumplimiento de la Resolución Senasa N° 423/ 2014 que reglamenta el Renspa, y exige la actualización anual obligatoria de las actividades declaradas a partir de la fecha de inscripción o toda vez que realice un cambio de actividad o de cultivo.

Para las actividades agrícolas, tales como la producción de frutas y hortalizas, en particular las que produce la agricultura familiar, este trámite de actualización comúnmente se realiza en forma personal en las más de 370 oficinas que tiene el Senasa distribuidas en el país, aun existiendo la posibilidad de realizar dicho trámite en forma virtual y autogestiva mediante la página de la AFIP con clave fiscal.

Las bases registrales del Renspa y el Renaf se encuentran vinculadas mediante sistema informático lo que facilita la implementación de políticas diferenciadas para el sector. Actualmente para este mismo universo de productores se encuentra vigente la exención arancelaria de más de 80 trámites del Senasa.

La actualización del cruce de datos ocurre en forma periódica, por lo que el Sistema Único de Registro (SUR) del Senasa puede discriminar los inscriptos en Renspa que cumplen con la condición propuesta por la nueva resolución.

“La actualización anual automática para el año 2020 de los Renspa que declaren realizar actividad de tipo agrícola, y que a su vez se encuentren registrados como Agricultores Familiares en el Renaf, creemos que facilitará la comercialización con trazabilidad de los alimentos que hoy la población necesita”, expreso Lucia González Espinoza, coordinadora de Agricultura Familiar del Senasa.

Al tiempo que subrayó: “con esta decisión, disminuyen los motivos para el traslado y circulación de los productores a las oficinas y de los agentes del Senasa, contribuyendo de esta forma a la directiva del gobierno nacional y de nuestras autoridades de quedarnos en casa”.

Asimismo, la funcionaria del Senasa destacó el “rol clave”, dijo que “las organizaciones de la agricultura familiar y campesina están cumpliendo en el contexto actual de crisis alimentaria, social y sanitaria”.

Por último, González Espinoza destacó: “Este trabajo de respuesta rápida a las necesidades que se generan en la actual situación de crisis lo podemos realizar gracias al compromiso de las áreas técnicas y operativas del Senasa que siempre están dispuestas a buscar una solución para el sector y tomar decisiones que promueven el ingreso de los agricultores familiares a los planes sanitarios, así como la producción sana de alimentos, sin poner en riesgo la sanidad vegetal y animal, ni la inocuidad y calidad alimentaria".

"En este caso, desarrollamos esta propuesta con las direcciones nacionales de Protección Vegetal y de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y la Dirección de Tecnología de la Información”, concluyó.