Acto en Homenaje a Laura Bonaparte

Mujer que en su historia cargaba la historia de su país” fueron las palabras de la Lic. Edith Benedetti, directora del Hospital Nacional en Red, en el inicio del acto homenaje por un nuevo aniversario del fallecimiento de Laura Bonaparte.


Tenemos el honor de llevar como Hospital su nombre. Laura Bonaparte fue psicóloga, psicoanalista. Militante de la salud, militante de la concepción social de la salud. Fue una madre de voz singular y paradigmática. Mujer que en su historia cargaba la historia de su país” fueron las palabras de la Lic. Edith Benedetti, directora del Hospital Nacional en Red, en el inicio del acto homenaje por un nuevo aniversario del fallecimiento de Laura Bonaparte.

La conmemoración se llevó a cabo el martes 23 de junio con la participación tanto presencial como virtual de Hugo Ginzberg, nieto de Laura; Luis Bruschtein, su hijo; el Dr. Arnaldo Medina, Secretario de Calidad del Ministerio de Salud de la Nación; el Dr. Alejandro Collia, Subsecretario de la Subsecretaría de Gestión de Servicios e Institutos; el Dr. Carlos Devani Director de la Dirección Nacional de Gestión de Servicios Asistenciales, la Licenciada Edith Benedetti y trabajadores de la institución.

Además de familiares y compañeres que lucharon a su lado por el respeto de los derechos humanos. Se desarrolló una transmisión en vivo por el canal institucional de YouTube con la participación de más de 100 personas.

“Feminista, mujer ejemplar. Una mujer alegre, fuerte que nunca permitió que el nombre de las Madres fuera victimizado, justamente porque llevaba en ella la representación de lucha por los derechos”, concluyó Benedetti después de repasar los hitos más importantes de su historia personal y profesional dedicada a la salud pública.

Por su parte, el Dr. Arnaldo Medina manifestó su reconocimiento a su enorme figura y a lo que nos dejó en su lucha incansable por los derechos humanos. “Es importante rescatar la conjunción de su persona y la institución que hoy lleva su nombre “. En esta misma línea, agregó: “Se hizo una transformación de la institución que tenía una inercia pensada para otro modelo de lo que hoy es la Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657 que proponía un cambio de paradigma en el abordaje del problema de la salud mental. En este sentido es una conjunción muy válida, muy importante. Al nombre, a la figura de Laura, se asocia esta visión transformadora de la realidad.”

Medina, por otro lado, destacó la importancia de tener un Hospital con puertas abiertas a la comunidad, pero fundamentalmente hacia todo el país. “Como Hospital Nacional pasó a ser un lugar de referencia, no sólo vinculado a las buenas prácticas de cómo abordar esta problemática, sino también relacionado con su capacidad de resolver situaciones por consultas, derivaciones e incluso la telemedicina pudiendo dar respuestas y capacitar a equipos de salud a lo ancho y a lo largo de todo el país”.

A modo de conclusión afirmó: “El Hospital trabaja bajo el concepto de Red que se abona desde este Ministerio. Entender a la salud de manera vincular es parte del legado que Laura Bonaparte nos dejó”.

Por su parte, el Dr. Carlos Devani, quien acompañó desde sus funciones como Subsecretario de Gestión de Servicios Asistenciales de la Nación el proyecto y la sanción de la Ley de cambio de nombre institucional, destacó “en aquel momento nos propusimos que los nombres de las instituciones nacionales debían reflejar las políticas que teníamos que llevar adelante. El nombre de Laura Bonaparte sintetizaba el compromiso que sentíamos por la transformación de la institución, es decir, la vigencia de una ley basada en los derechos humanos, la lucha por la igualdad, por el acceso, y por la posibilidad que el Estado tenga el rol necesario para que las transformaciones ocurran”.

Hugo Ginzberg, nieto de Laura, distingue la figura de su abuela a partir de los conceptos de militancia profunda y comprometida. “No hay un homenaje mejor a ella que pudiera haberse realizado, que ponerle nombre a este Hospital con la perspectiva que ustedes le dieron convirtiéndolo del ex Cenareso en el Hospital que es hoy y en lo que va a seguir siendo”.

Para finalizar los discursos, toma la palabra Luis Bruschtein, hijo, quien reconoció que durante todos estos años fue homenajeado el nombre de su madre. “Hoy el acto es desarrollado por la dirección del Hospital con representantes del Ministerio de Salud de la Nación, pero durante los cuatro años anteriores también se hizo pero organizado por los trabajadores”. En esta línea agrega: “el homenaje asumía una dimensión que iba más allá de la personalidad e historia de mi madre porque el acto se convertía en una defensa de la salud pública”.

A partir de la Ley N.º 27.267, sancionada el 13 de julio de 2016, promulgada el 19 agosto y publicada en el Boletín Oficial el 26 de agosto de ese año, el Centro Nacional de Reeducación Social adquiere una nueva denominación: Hospital Nacional en Red Especializado en Salud Mental y Adicciones “Licenciada Laura Bonaparte”.

Benedetti destaca que el nombre de Laura aportaba y resumía el trabajo en la salud pública, en la salud mental desde la concepción de lo que la Ley Nacional planteada pero también el camino recorrido por una Madre de Plaza de Mayo en la defensa y lucha por los derechos humanos. “La salud es un derecho y el Estado tiene que ser garante de ese derecho, por eso pensar en un Hospital Nacional que debía ser referencia en la implementación de la Ley; el nombre de Laura representaba lo que nosotros como equipos de trabajadores de la salud queríamos sostener y mostrar”.

El acto homenaje a Laura Bonaparte tuvo como fin consolidar su recuerdo, por ella, por las otras madres, por los hijos e hijas que siguen luchando por un país más justo y equitativo.