Actividad conjunta entre la OCDE y organismos públicos sobre integridad y contrataciones

Con la participación de la Oficina Anticorrupción (OA), se realizó el taller “Integridad y transparencia en contrataciones públicas (especialmente en el marco de la emergencia por COVID-19)”. Fue organizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).


Esta actividad se desarrolla en el marco de un acuerdo firmado entre la Oficina Anticorrupción y la OCDE, a través del cual la Argentina solicitó su adhesión a las Recomendaciones de Integridad Pública de OCDE y encargó a este organismo la confección del Estudio de la OCDE sobre Integridad en Argentina.

El encuentro empezó con las palabras de Jacobo Pastor García Villarreal, especialista Senior en Políticas de Integridad y Compras Públicas de OCDE quien explicó que el taller “es parte del proceso que inició la OCDE con el Gobierno de Argentina para llevar a cabo y publicar el estudio sobre integridad en Argentina”.

A su término, Félix Crous, titular de la OA, -refiriéndose a este Estudio- sostuvo que “las recomendaciones que la Argentina ya tenía para encuadrar las tareas de la gestión nos resultaron de suma utilidad porque concebimos la gestión de nuestra Oficina como un fortalecedor de la integridad y la transparencia del Estado”. Agregó que “es un desafío para nosotros localizar las áreas de riesgo de la emergencia y asegurar que ese esfuerzo no se desperdicie por conductas incorrectas o acciones fraudulentas que se aparten de un régimen recto de la gestión pública".

El taller contó con la mesa “Desarrollo de un enfoque estratégico de integridad: Estudio de la OCDE sobre Integridad en Argentina”. En la presentación Jacobo García aseveró que “la evaluación debe ser una parte integral en la estrategia de integridad desde el origen de esas estrategias o políticas”.

A continuación, Luis Villanueva, Subsecretario de Integridad y Transparencia de la OA, explicó que “hay una coincidencia central: el fortalecimiento de la prevención. Argentina ha enfocado su política anticorrupción en su faz punitiva: De 10 pesos, 2 fueron para prevención y 8 para sanción. Fueron pocos los éxitos que pueden enumerarse". Y agregó: "La Ley de Ética Pública tiene un notorio incumplimiento que es el Poder Judicial de la Nación. Vamos a tener que hacer un mea culpa en ese sentido. Ha sido un déficit de la ley que se sancionó hace 20 años y no se ha podido cumplir en ese Poder".

Por su parte, Beatriz de Anchorena, Subsecretaria de Fortalecimiento Institucional de la Jefatura de Gabinete de Ministros se mostró alineada con el enfoque en la prevención y afirmó que “no discutimos la intervención estatal, discutimos la calidad de la intervención estatal y que las políticas del Estado no sean un mero reflejo de los sectores más poderosos".

El evento tuvo más de 60 participantes de diversos organismos públicos. Entre ellos: Sigen, AGN, Oficina Anticorrupción, Oficina Nacional de Contrataciones, Oficina de Transparencia Institucional de la Provincia de Buenos Aires, Ministerio de Transporte, Dirección Nacional de de Transparencia Institucional del Ministerio de Seguridad, Jefatura de Gabinete de Ministros, Subsecretaria de Fortalecimiento Institucional, Jefatura del Gabinete de Ministros, Dirección Nacional de Transparencia del Ministerio de Obras Públicas, INCAA y Trenes Argentinos, entre otros.