Acciones para el desarrollo de la agricultura familiar en la provincia de Entre Ríos

El Senasa delineó actividades para generar una estrategia de articulación de políticas públicas relacionadas con el sector familiar.


Entre Ríos – Para acompañar el desarrollo, crecimiento y fortalecimiento de las producciones agropecuarias familiares, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) cuenta con una Coordinación de Agricultura Familiar.

Tiene por objetivos construir, de manera participativa, nuevas normas que regulen la producción de alimentos o adecuar las vigentes, contemplando las características del sector; recomendar medidas preventivas y planes sanitarios, a través de manuales de procedimientos específicos, tanto para la producción primaria agrícola y ganadera como para la elaboración de alimentos. Además de difundir los conceptos básicos de las normas vigentes, para el ejercicio de buenas prácticas agrícolas, pecuarias y de manufactura.

La comitiva conformada por Mariana Barros, Fabricio Chaar Letourneau, Teófilo Isla y Diego Hernández de la Coordinación de Agricultura Familiar del Senasa, cumplieron una extensa agenda en su recorrido por la provincia de Entre Ríos, que incluyó diversas actividades institucionales y tareas operativas a campo en diferentes puntos de la región.

Se buscó fortalecer los lazos interinstitucionales que permitan identificar producciones familiares para la toma de decisiones, durante una encuentro de trabajo donde participaron en representación del gobierno de Entre Ríos el secretario de Agricultura y Ganadería, Lucio Amavet, el director General de Agricultura, Carlos Toledo, el director de Ganadería, Exequiel Alvarenque, y por parte del Centro Regional Entre Ríos, los coordinadores de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Néstor Micheloud y de Sanidad Animal, Cristian Gómez, junto con Carolina Kaul, referente de Agricultura Familiar y su equipo territorial.

Se delineó como primera medida identificar a los pequeños y medianos productores, para vincularlos y brindar desde el Senasa, asesoramiento técnico, administrativo y sanitario preciso, a la hora de llevar a cabo su actividad productiva para la obtención de alimentos inocuos en la etapa de comercialización.

En esa línea, los presentes destacaron la importancia de seguir incluyendo a productores y productoras familiares en la formalización. Para eso se relevaron datos y planificaron acciones que permitirán organizar nuevas actividades de inscripción en el Registro Nacional Sanitario de Productor Agropecuario (Renspa) del Senasa y en el Registro Nacional de Agricultura Familiar (Renaf) en diferentes departamentos de la región entrerriana.

Esta inscripción en ambos registros facilita a los productores/as de la agricultura familiar el acceso a las políticas de eximición de aranceles del Senasa.

Del mismo modo, hicieron especial hincapié respecto de la intervención sanitaria oficial para el control y erradicación de brucelosis bovina en rodeos de la agricultura familiar que impulsa la toma de muestras para la Determinación Obligatoria del Estatus Sanitario (DOES) con el fin de detectar casos positivos de brucelosis bovina.

Visita a campo
Luego en horas de la tarde, hicieron un recorrido por el predio de la Agencia Periurbana y el Parque Hortícola municipal, ubicado en el acceso norte de la ciudad de Paraná. La labor del Senasa en la Agencia consiste en brindar asesoramiento a productores familiares para que sus productos cumplan los requisitos de inocuidad y calidad que les permitan ser comercializados en el mercado formal remarcando la importancia de trabajar con una perspectiva agroecológica en la producción de alimentos.

Asimismo, se trabaja activamente brindando información y herramientas técnicas, realizando aportes desde las acciones relacionadas con el desarrollo de los programas de vigilancia y monitoreo en sanidad animal y vegetal y, en particular, de residuos de agroquímicos y microbiológicos, como también así a la aplicación de normativas vinculadas a la rotulación de productos, verificación de procesos de almacenamiento y distribución de frutas y hortalizas.

Al día siguiente visitaron la Escuela Agrotécnica Nº 39 (EEAT), de Villa Urquiza, Departamento Paraná, donde los alumnos cuentan con un predio de 72 hectáreas para realizar sus prácticas en los siete años de cursada.

El establecimiento educativo, cuenta con un tambo con equipamiento tecnológico, que tiene comederos automatizados y detector de mastitis, entre otros elementos, también una industria, un criadero de cerdos, cabras y huerta, una estación meteorológica y un área destinada a la capacitación en turismo rural, dado que el turismo y la agricultura son las principales fuentes de ingreso económico de la localidad.

En el lugar, los agentes del Senasa realizaron el saneamiento del rodeo lechero junto a los técnicos de la Coordinación Regional de Sanidad Animal del Centro Regional Entre Ríos.

El manejo sanitario en el rodeo lechero consiste en identificar riesgos en cada categoría, cuantificarlos y prevenirlos. Es importante considerar la adaptación de acuerdo al clima, región, condición sanitaria zonal, normativa vigente, escala y sistema de producción, entre otros.

También, se realizó un recorrido por la producción avícola y la sala de faena de la Escuela. En la actualidad, se está acondicionando para la habilitación por parte de la provincia y servirá como modelo de Unidad Avícola Familiar Integrada (UAFI), proyecto de Resolución del Senasa que habilitaría la producción y la faena en los establecimientos del sector de la producción avícola familiar.

Con el desafío de seguir generando experiencias positivas vinculadas con el cumplimiento de las normas vigentes para producir alimentos inocuos, la agricultura familiar realiza un aporte esencial en todo el territorio argentino, que genera trabajo y fortalece las economías regionales.

Asimismo, forma parte de la cadena agroalimentaria con la proveeduría de alimentos sanos e inocuos para la mesa de los consumidores.

En el punto medio de la región conocida como Paraná Campaña, se encuentra la localidad de Viale, lugar donde culminó la recorrida, y se visitó a un productor de bioinsumos, preparados naturalmente extrayendo las propiedades principales de la plantas para usarlas como repelente, insecticidas, enraizante, fertilizante, etc.

Estos son productos en base a microorganismos naturales utilizados para enriquecer los suelos y las producciones del agro. Actualmente, los bioinsumos integran la tecnología disponible que más oportunidad presenta para el abordaje de áreas Periurbanas, con restricciones en la aplicación de productos de síntesis química y asimismo se convierten en herramientas que conforman las listas positivas al avanzar con el cumplimento de las BPA, certificaciones de Sustentabilidad, abordaje de sistemas Agroecológicos y Sistemas de Producción Orgánica.

Finalmente, se visitó el Parque Hortícola de la ciudad de Crespo, donde se proyecta un Empaque y sala de procesamiento de frutas y verduras de cuarta gama, donde además se dialogó con productores de vid que elaboran vinos artesanales.