Presidencia de la Nación

Abanderada, la exposición de Nora Iniesta sobre la bandera nacional

Quedan pocos días para visitar la muestra del Museo Bicentenario que hasta el 13 de marzo propone encontrar todas aquellas “banderas posibles”, presentes a nuestro alrededor.


En días de un reinicio escolar tan significativo como el actual visitar la exposición Abanderada de Nora Iniesta en el Museo del Bicentenario, pegado a la Casa Rosada, conmueve más de lo esperado. Este año miles de chicas y chicos retoman la hermosa tradición de ser abanderados, luego de dos años de suspensión de actos escolares para la pandemia del COVID 19.

Pensada originalmente para homenajear a Manuel Belgrano en 2020, la inauguración de la muestra con más de 80 obras de Iniesta inspiradas en la bandera nacional también fue pospuesta por la emergencia sanitaria.

Iniesta es una artista visual con extensa trayectoria que aborda la iconografía patria en todas sus variantes, utilizando medios y materiales de lo cotidiano. Para esta exposición se recopilaron muchas obras que se encontraban en colecciones privadas también.

En esta muestra, Iniesta no se queda con la idea de bandera como un recorte textil, sino que nos propone encontrar todas aquellas “banderas posibles”, presentes a nuestro alrededor. Por medio de técnicas manuales vinculadas a lo escolar y lo doméstico, como el collage, el ensamblado de objetos y el bordado, la artista nos presenta piezas construidas con objetos simples y cotidianos, que son puestos en valor y resignificados.

Así, baberos con nombres bordados, individuales de mesa, platos, papeles a lunares para forrar cuadernos, estampitas, stickers, tejidos, carreteles de hilo y juguetes, entre otros elementos, cobran nueva vida con el edificio del recuperado Fuerte de Buenos Aires y Aduana Taylor, donde está ubicado el Museo del Bicentenario, como impresionante y simbólico marco. Ese espacio que se nos vuelve familiar y protocolar a la vez, gracias a los actos públicos que el Presidente encabeza allí.

Entre las obras exhibidas se destacan las series La fragmentación de la imagen, conjunto de collages dedicados a la figura de Belgrano, y la Niña Argentina, personaje que Iniesta aborda desde diversas técnicas y que constituye una representación de nuestra niñez y de nuestro paso por la escuela.

La Niña Argentina, con su guardapolvo blanco de tablitas, invita a pensar el presente desde esa arquetípica construcción de lo femenino. Para la artista, “es una y todas a la vez”, la que fuimos, la que olvidamos. La que somos, la que queremos ser. La que juega y sueña. La que resignifica los mandatos y los deconstruye con sus acciones. La que convierte lo personal en político.

Partiendo desde las actividades cotidianas de juego y aprendizaje, propias de nuestros hogares y de la escuela, Iniesta propone un recorrido en el que es fácil reconocernos y encontrarnos. Apelando a los recuerdos de la infancia, los actos escolares y los colores patrios, las obras que conforman Abanderada se presentan como lugares de construcción y reflexión acerca de la identidad nacional. Un recorrido además que adultos y niños podemos compartir y donde podemos reencontrarnos.

Con la exposición Abanderada, el Museo del Bicentenario brinda homenaje a la figura del General Belgrano a través de su mayor legado simbólico: la Bandera Nacional. Como dice en el catálogo, una bandera inclusiva y federal, pensada desde un cuerpo femenino. “Una bandera que implique un proyecto de construcción desde lo múltiple y diverso, sumando identidades, acortando distancias aún desde las diferencias. Una bandera que construya caminos posibles e inste a soñar con futuros impensados”.

Quedan pocos días para visitar la muestra. Abanderada se puede visitar hasta el 13 de marzo, los sábados y domingos, de 10 h a 18 h, en el Museo del Bicentenario, Av. Paseo Colón 100, CABA.

Nora Iniesta: "Nuestro pabellón nacional nos identifica e iguala"

Artista visual con extensa trayectoria que aborda la iconografía patria en todas sus variantes, utilizando medios y materiales de lo cotidiano. Egresada de las Escuelas Nacionales Manuel Belgrano y Prilidiano Pueyrredón, la artista se especializó en técnicas de grabado en metal en la Slade School of Fine Art, University College de Londres. Ganadora de la beca George Braque en 1980, residió en París hasta 1983, año del retorno de la democracia y de su regreso a Buenos Aires. Ha representado a la Argentina en numerosas bienales tanto en Europa como en América Latina.


Foto de Santiago Villegas.

-¿Cómo surgió el nombre de la muestra “Abanderada”?

-El título de la muestra, Abanderada, surge como propuesta desde el Museo del Bicentenario para homenajear a Manuel Belgrano, en lo que fue el 2020 denominado Año Belgraniano, en celebración y recordatorio a los 200 años de su muerte, (20 de junio 1820); y a su vez a 250 años de su nacimiento. Estaba previsto inaugurar la misma el 20 de junio 2020, pandemia de por medio se postergó dicha apertura y se logró finalmente inaugurar el 17 de diciembre del año 2021.
La muestra en sí es un homenaje al prócer. Vengo trabajando en esta temática, el blanco y celeste hace ya más de veinte años, y, fue así que recayó sobre mi obra la invitación hecha para concretar esta exposición. La misma consta de ochenta obras, y el eje central es nuestra insignia patria. La figura de Manuel Belgrano solo aparece en un collage realizado en el año 2020 en el que llevé a cabo una serie de collages belgranianos de la cual se exhiben diecisiete de ellos.

-Durante la pandemia se suspendieron los actos públicos y por lo tanto no hubo “abanderados”. Muchos nenes y nenas se reencontrarán o vivirán por primera vez esta práctica, mezcla de reconocimiento, educación y tradición. ¿Esto te despierta alguna reflexión?

-Ser abanderado/a es una experiencia única. Ser portadora de nuestra querida bandera, ingresar en un acto escolar ante la mirada de toda una escuela me llenaba de orgullo. Para los chicos/as que acceden a esta experiencia por primera vez es algo significativo y que jamás olvidarán. Nuestro pabellón nacional nos identifica e iguala. Es también nuestra pertenencia; nuestro territorio.

-¿El uso de los objetos cotidianos en tu arte es una elección?

-Los objetos cotidianos son mi lenguaje. Uno no se propone desde fuera y como si fuese un problema matemático con qué trabajar. Ello surge desde dentro, y para mí es exactamente lo mismo que pintar apropiarme de esos elementos, ensamblarlos, ponerlos en otro contexto.

Los procesos creativos son azarosos. Elementos comunes a una gran mayoría, utensilios, juegos, objetos, sin duda provienen de la propia historia, de lo vivido desde chica y con los que he compartido mi creación desde siempre; entonces ensamblo, coso, bordo, pego; prácticas todas manuales, hogareñas y aprendidas.

-¿En qué consiste la serie belgraniana?

-La serie belgraniana surge justamente en pandemia. Mientras trabajaba en una serie de collages muy complejos, en paralelo inicié otra donde papeles escolares, block "El nene", cuyos fondos son blanco y celeste fueron el punto de partida para esta serie más ágil la que consta de casi cien obras donde cada una de ellas lleva una figurita escolar de la bandera más una postal argentina. Esta serie surge desde ya motivada pensando en este homenaje, durante el año 2020.

-¿Otro eje de la muestra es la Niña argentina? ¿Quién es ella?

-Si bien la bandera es la vedette de la muestra la Niña Argentina juega también un rol importante. Ella es un personaje muy mío, autorreferencial, y es esa Niña orgullosa, escarapela en pecho, delantal escolar impecable que disfrutó enormemente su paso por la escuela pública desde muy pequeña. Moño en el pelo, erguida, sonriente, esa niña permanece como tal para recordar lo vivido; hoy ya grande conoce sus derechos, busca equidad, compañerismo, oportunidades e igualdad de géneros.

Imágenes gentileza del Museo del Bicentenario.

Scroll hacia arriba