8 de marzo: Conmemoración del Día Internacional de la Mujer

La Colonia Nacional Dr. Manuel Montes de Oca se suma a la Conmemoración Internacional del Día de la Mujer, que tuvo su fecha el pasado 8 de marzo. La ocasión permite, año a año, renovar la posibilidad de continuar reflexionando respecto del lugar que ocupan las mujeres en las sociedades, las contribuciones que realizan a éstas y las desigualdades aún existentes por motivos de género. Asimismo, representa una instancia propicia para la generación de propuestas que, tanto desde organismos gubernamentales como de la sociedad civil, generen un impacto positivo en la calidad de vida de todas las mujeres.


La Colonia Nacional Dr. Manuel Montes de Oca se suma a la Conmemoración Internacional del Día de la Mujer, que tuvo su fecha el pasado 8 de marzo. La ocasión permite, año a año, renovar la posibilidad de continuar reflexionando respecto del lugar que ocupan las mujeres en las sociedades, las contribuciones que realizan a éstas y las desigualdades aún existentes por motivos de género. Asimismo, representa una instancia propicia para la generación de propuestas que, tanto desde organismos gubernamentales como de la sociedad civil, generen un impacto positivo en la calidad de vida de todas las mujeres.

Desde el Centro Interdisciplinario de Salud Mental la propuesta es pensar acerca de aquellas problemáticas que afectan a las mujeres con Discapacidad Intelectual y otras problemáticas de Salud Mental. En este sentido, resulta interesante visibilizar la superposición de factores de vulnerabilidad, por cuestiones de género y por presentar padecimiento mental. En muchos casos, a dichos factores se suman cuestiones sociales que dificultan la accesibilidad de las mujeres al sistema de salud. Entre ellos, se destaca especialmente el rol que tradicionalmente han ocupado en lo relativo al cuidado de hijos, hijas, y otros familiares a cargo. Esto es así, entendiendo que ocupar la función de cuidadora en la estructura familiar impide que las mujeres cuenten con los medios necesarios para poder asistir a sus tratamientos: no disponen del tiempo para las consultas, y tampoco disponen de una red en quien delegar temporariamente la tarea de cuidado. A su vez, otro de los factores que podría obstaculizar el acceso a los tratamientos por salud mental de las mujeres tiene que ver con el estigma que recae sobre ellas: estados afectivos y emocionales que ameritarían la realización de una consulta en muchos casos son silenciados por leerlos desde estereotipos y prejuicios que ubican dichas manifestaciones como propias de las mujeres por el simple hecho de ser mujeres.

Teniendo en cuenta dicho escenario, es necesario que los organismos dedicados a la atención de la discapacidad intelectual y otras problemáticas de salud mental continúen trabajando en favor de la promoción de políticas públicas que generen impacto positivo en la vida de las mujeres con padecimiento mental.