57 años recorriendo los mares del mundo: fragata ARA “Libertad”

El buque escuela de la Armada Argentina recuerda el aniversario de su primer Viaje de Instrucción.


19 de junio de 1963 por la tarde. La expectativa de los asistentes a la zarpada era casi palpable. Se agitaban en cubierta para formar los cadetes de la Escuela Naval Militar y los aspirantes navales, junto a toda la tripulación del flamante buque escuela de la Armada Argentina. La fragata ARA “Libertad” iniciaba su primer Viaje de Instrucción que por los próximos seis meses la llevaría por los mares del mundo, con el objetivo de completar la formación profesional de los jóvenes marinos.

El buque escuela se encontraba al mando del Capitán de Fragata Horacio Ferrari. El entonces Presidente de la Nación, doctor José María Guido, encabezó la ceremonia de zarpada y leyó la correspondiente orden para dar inicio a un nuevo derrotero que duró hasta el 6 de diciembre del mismo año.

Embarcaron cadetes del último año de la Escuela Naval Militar con el propósito de completar su formación profesional y egresar como guardiamarinas. Asimismo, se encontraban a bordo aspirantes navales cumpliendo su último ciclo de instrucción para recibirse como cabos primeros.

Cuando la nave soltó amarras, familiares, amigos y público en general despidieron al personal que comenzaba su visita protocolar por el mundo. La realización del primer Viaje de Instrucción de la “Libertad” significó un exitoso y laborioso trabajo conjunto entre el Estado Nacional, la industria naval de nuestro país –ya que la fragata fue construida en el Astillero Río Santiago– y la Armada Argentina.

El primer Viaje de Instrucción incluyó 66 días de puerto, 104 días en el mar y unas 18.257 millas navegadas, visitando puertos del Océano Atlántico como los de Recife (Brasil), Boston (Estados Unidos), Lisboa (Portugal), Boulogne Sur Mer (Francia), Londres (Inglaterra), Dakar (Senegal), entre otros, contando entre sus invitados a los becados de las Marinas de Estados Unidos, Paraguay, Perú, Brasil y Uruguay y los representantes del Ejército Argentino y de la Fuerza Aérea Argentina.

Siguiendo la estela

La fragata ARA “Libertad” fue la sucesora de la fragata ARA “Presidente Sarmiento”, que cumplió con la misión de buque escuela hasta 1938. A partir del año siguiente, aquella tarea quedó a cargo del moderno crucero “La Argentina”.

En agosto de 1949, el Comando de Operaciones Navales presentó al Ministro de Marina, Almirante Fidel Anadón, la necesidad de incorporar a la Flota de Mar el crucero “La Argentina”, desvinculándolo de las actividades formativas de los oficiales. Señalaba, además, que se debía proyectar la construcción de un navío de características marineras apto para la práctica de los cadetes en altamar, de características modernas pero que contara con los elementos tradicionales para la navegación. Así, se señaló que el buque debía ser una unidad a vela con motor auxiliar y se esperaba que el mismo se construyese en el Astillero Río Santiago.

El 13 de noviembre de 1953, el Ministerio de Marina autorizó su construcción y el 11 de diciembre se comenzaron las obras en el Astillero Río Santiago. Para tal ocasión estuvo presente el Presidente Juan Domingo Perón, quien clavó el primer remache en la quilla de la nave. El 27 de abril de 1956 se le impuso el nombre “Libertad”, considerándose que representaba a una de las prerrogativas del ser humano y por ser un sentimiento muy cercano al ideal de nuestros marinos.

A fines de mayo de 1963, el buque fue entregado e incorporado oficialmente a la Armada con la correspondiente ceremonia de afirmación del pabellón y, en los días siguientes, se completó el alistamiento necesario para poner al buque en óptimas condiciones para iniciar su primer Viaje de Instrucción.