3 de Diciembre: Día internacional de las personas con discapacidad


La Argentina ha realizado significativos avances en las normativas que amplían, profundizan y consolidan los derechos de los niños, niñas y adolescentes con discapacidad. En este sentido, dichos marcos normativos guían las políticas públicas y en especial las vinculadas a la educación, orientadas hacia la promoción de este derecho.

En consonancia, la educación ha de ser de calidad e inclusiva, favoreciendo el máximo desarrollo de todo el alumnado, donde se promuevan principios de justicia social, equidad educativa y respuesta escolar.

Promovemos una educación para todos y cada uno de los estudiantes, haciendo foco en aquellos que presentan mayor vulnerabilidad como los niños, niñas y jóvenes con discapacidad, para facilitar su aprendizaje, desde una escuela inclusiva que hace referencia a metas comunes dentro del aula, presentadas desde diferentes abordajes, modos de expresión y motivación, que buscan disminuir y superar todo tipo de barreras.

Desde el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, junto a nuestros pares jurisdiccionales, asumimos esta responsabilidad, desarrollando diversos marcos normativos, instancias de formación docente, relevamientos estadísticos y de información, acerca de las trayectorias educativas de los estudiantes con discapacidad, con el objetivo de garantizar el derecho a la educación, su acceso, aprendizaje y participación. Prueba de ello, es que en los últimos años se visualiza un aumento sostenido del 17% de la matrícula de alumnos incluidos en los niveles de enseñanza.

No desconocemos que aún nos encontramos en períodos de transición donde el derecho a la educación inclusiva no se traduce en la totalidad de los contextos escolares y principalmente en la vida de los estudiantes que requieren trayectos educativos personalizados. Sin embargo, es importante resaltar que si bien se requieren tiempos institucionales para la trasformación y el enriquecimiento de las prácticas, los tiempos de las personas con discapacidad son aquí y ahora; por lo tanto, la necesidad de acelerar y acompañar estos procesos de mejora.

Soñamos con una Argentina Diversa. Tenemos que poder entender la diversidad como una oportunidad de aprendizaje colectivo y garantizar los derechos de todos los argentinos. Por lo tanto, en el día internacional de las personas con discapacidad, los invitamos a seguir ampliando y enriqueciendo nuestra práctica cotidiana y conciencia social, asumiendo la responsabilidad de seguir impulsando la transformación social necesaria para una genuina cultura escolar inclusiva y de calidad, para todos y cada uno de los niños, niñas y jóvenes de nuestro país.

Que nadie quede afuera, que nadie quede atrás.