22.622 km de fibra óptica llevan internet a todo el país

ARSAT concluyó la instalación del equipamiento para que su red submarina llegue a Tierra del Fuego. Con esta obra, la provincia estará conectada e integrada al resto del país.


ARSAT concluyó con la instalación de los equipamientos tecnológicos necesarios para que la provincia de Tierra del Fuego pueda conectarse al Plan Federal de Internet, constituyendo uno de los hitos más importantes del plan que logra la integración del vasto territorio argentino a través de internet.

Con esta obra, los operadores locales podrán conectarse a la red submarina y brindar un servicio de calidad y buen precio a los fueguinos.

Cabe destacar que la provincia deberá finalizar la construcción de la red provincial de fibra óptica que unirá el Estrecho de Magallanes con Ushuaia, pasando por Río Grande y Tolhuin.

La obra implicó la incorporación de tecnología en la fibra óptica submarina que atraviesa el Estrecho de Magallanes y conecta el extremo sur del continente con la isla, lo que posibilita a las pymes y cooperativas proveedoras de internet conectarse a la red troncal de Arsat, generando dinamismo, competencia y caída del precio en la provincia.

Son más de 50 km de fibra óptica submarina que, hasta el momento, eran utilizados por un único operador, y ahora se suman a los más de 22.000 kilómetros de Fibra Óptica Federal.

Ahora los proveedores tendrán la posibilidad de acceder a un servicio veloz, de calidad y precio, y ampliar así las posibilidades de conectividad de los fueguinos.

En enero de este año se divulgó un informe de la consultora Convergencia Research que detectó que el precio mayorista del mega registró una caída promedio del 50% en las zonas donde Arsat llegó con el servicio de banda ancha.

Además, la oferta que provee la empresa estatal posibilita que los distribuidores locales adquieran una mejor posición de negociación frente a un proveedor mayorista, muchas veces monopólico.

De esta manera, ARSAT sigue apostando a la conexión de los argentinos y la profundización de los vínculos federales, eliminando las barreras propias de un país con una extensión tan amplia y un paisaje tan diverso.

“Nada es más importante para el futuro que la inclusión digital. Es fundamental que sigamos trabajando para que todos los argentinos podamos estar conectados entre nosotros y con el mundo entero. Un argentino tiene que poder acceder a internet de calidad así haya nacido en Lago Escondido o en Capital Federal”, declaró Andrés Ibarra, ministro de Modernización de la Nación.

Además sostuvo: “Esto también potenciará las economías regionales, posibilitará el consumo de aplicaciones que demandan más ancho de banda y mejorar la experiencia de uso de servicios digitales”.

“La iluminación del Estrecho de Magallanes es un hecho muy simbólico para el Plan Federal de Internet y para todos los argentinos, porque refleja plenamente el objetivo de Arsat y del gobierno nacional de unirnos cada vez más”, dijo Rodrigo de Loredo, presidente de Arsat.

“También implica un cambio radical para los fueguinos, ya que van a pasar de tener un solo proveedor que ofrecía internet a toda la isla a tener ahora la posibilidad de que haya multiplicidad de operadores que también proporcionen conectividad. Es deber del Estado llegar donde los privados no llegan, federalizando el acceso a un servicio de calidad”, agregó de Loredo.

La fibra óptica atraviesa el Estrecho de Magallanes.

Sobre el Plan Federal de Internet

El Plan Federal de Internet es la política pública que el Gobierno nacional ejecuta a través de Arsat, que procura reducir la brecha digital que existe entre las grandes ciudades y el interior de las provincias.

A través del tendido de 33 mil kilómetros de fibra óptica y la incorporación de tecnología, en dos años serán conectados más de 1300 pueblos de todas las provincias de la Argentina.

En la actualidad, Arsat lleva más de 22 mil kilómetros de fibra óptica y conecta 262 localidades.

Arsat, como empresa de infraestructura, no brinda internet en forma directa al hogar. Su rol es proveer a las cooperativas y pymes de internet mayorista una tarifa plana de 18 dólares el mega mayorista, con el objetivo de garantizar igualdad de acceso en todo el país.