10 años de la Ley de Salud Mental

La ley 26.657, sancionada el 25 de noviembre de 2010, introdujo la perspectiva de los derechos humanos en el abordaje de los padecimientos mentales.


En conmemoración de los 10 años de la Ley de Salud Mental 26.657, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en conjunto con el Ministerio de Salud realizaron la primera de las charlas del ciclo de encuentros virtuales y federales sobre buenas prácticas en salud mental comunitaria y desarrollo territorial.

Con el foco puesto en las experiencias hacia la plena implementación de la Ley, este primer encuentro contó con la participación de Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos de Nación, y de Leonardo Gorbacz, director Nacional de Protección de Derechos de Grupos en Situación de Vulnerabilidad, dependiente de esta Secretaría; Arnaldo Medina, secretario de Calidad en Salud; Alejandro Collia, subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos y Hugo Barrionuevo, director de Salud Mental y Adicciones, del Ministerio de Salud.

El secretario Pietragalla Corti celebró la iniciativa y llamó a homenajear a cada uno de los y las militantes, trabajadores y trabajadoras de la salud mental, así como los y las estudiantes de las carreras de Psicología, - como lo fue su madre Liliana Corti - “porque hacen que ésta sea una ley del territorio”. “Es un día para reflexionar y festejar una ley tan progresista en materia de derechos humanos y de salud mental”, concluyó.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Calidad en Salud explicó que, según la última encuesta realizada, existen en el país 12 mil personas en situación de encierro, de las cuales en el 60% de los casos no se justifica a excepción de su condición social. “Es un gusto iniciar esta actividad que conmemora los 10 años de la Ley, como así también hacerlo en conjunto con la Secretaría de Derechos Humanos, para instalar el nuevo enfoque de derechos humanos e inclusión social que permita que las personas con problemas de salud mental no tengan cercenados sus derechos encerrados en nosocomios, sino que hagan su desarrollo incluidos en la comunidad mediante los dispositivos de tratamiento, seguimiento y cuidados para estos problemas”, expresó.

Barrionuevo hizo una reflexión sobre la década que lleva la sanción de esta Ley y que atravesó, según manifestó durante el encuentro, dos períodos diferenciados, el de un Estado promotor de los derechos humanos y otro que no cumplió con esta premisa. “Tenemos por delante el desafío de trabajar en el fortalecimiento de la atención y de los dispositivos intermedios; y de reformar de manera integral el sistema con la participación de la sociedad civil y la coordinación de la Jefatura de Gabinete para trabajar las políticas públicas con los diferentes organismos del Estado”.

Por último, Gorbacz se expresó al respecto: “La mejor manera de conmemorar esta Ley es a través de las experiencias de aplicación federal en conjunto con todas las provincias. Gracias a una construcción colectiva no sólo se pudo avanzar en la sanción de la Ley, sino también contar con el apoyo de militantes que resistieron como guardianes de su cumplimiento, cuando se intentó realizar cambios durante el gobierno anterior”.

También estuvieron presentes Adelqui del Do de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y autoridades de salud y de derechos humanos de provincias patagónicas.