La discapacidad y las TIC


En esta página


Oportunidad de integración

En 1993, la ONU, en su Resolución “Normas estándar sobre la igualdad de oportunidades de las personas con minusvalía”, reconocía que las barreras del entorno constituyen obstáculos más graves a la participación social de las PCD que las limitaciones funcionales.

Hoy, se nos plantea el reto de mejorar la accesibilidad al trabajo a través de las TIC, que pueden aportar innumerables ventajas y nuevas oportunidades. En este sentido, la tecnología se ha lanzado al diseño de elementos que eliminen las barreras del entorno para que las PCD puedan desarrollarse como agentes productivos y, de este modo, mejorar su calidad de vida.

Esta revolución tecnológica está influyendo de manera fundamental en el incremento de las posibilidades de empleo de las PCD. Los desarrollos mitigan las dificultades derivadas de la reducción de la movilidad, la audición o la visión, posibilitando que las PCD utilicen su potencial cognitivo y se desempeñen en puestos de trabajo que antes les estaban vedados.

Por otro lado, la incorporación vertiginosa de las TIC en todos los ámbitos de la vida familiar, laboral y social está introduciendo cambios en nuestra forma de vivir y comunicarnos. En estos cambios subyace una promesa de esperanza para las PCD, cuya integración como sujetos sociales de pleno derecho aún resulta, cuantitativa y cualitativamente, escasa y contradictoria.

Pero, a la par de una esperanza, las TIC pueden también constituirse en una nueva barrera y un motivo de desigualdades entre ciudadanos sino presentan la accesibilidad necesaria para que puedan ser utilizadas por cualquier persona al margen de sus deficiencias.

Por eso, desde aquí, queremos difundir las nuevas exigencias y posibilidades que nos trae la tecnología para tender a una sociedad más participativa a través de la utilización de productos, sistemas y servicios tecnológicos accesibles y comprensibles por parte de ciudadanos de todas las edades y características.

El trabajo será arduo ya que la realidad argentina de hoy se caracteriza por un bajo nivel de uso de los medios tecnológicos que pone a nuestro servicio la sociedad de la información, fundamentalmente como producto de la baja formación de los usuarios con discapacidad.

Diseño Universal

El “diseño universal”, también denominado “diseño para todos”, tiene la intención de incorporar las TIC al diseño de herramientas para que éstas sean lo suficientemente flexibles como para ser utilizadas sin ayudas técnicas complementarias por el mayor número posible de usuarios. Esto atañe a ingenieros, diseñadores, fabricantes y proveedores de servicios, y abarca sectores como el hardware, software, comercio electrónico, servicios públicos de información, Internet, servicios interactivos.

Tecnologías, productos y servicios

Las personas con poca fuerza o falta de coordinación en sus extremidades superiores encuentran dificultades en el manejo de los teclados o de un mause, que son los periféricos más comunes de acceso a las computadoras, mientras que las personas con problemas de audición o visión no pueden aprovechar la información en formato sonoro y visual. Pero cualquier tipo de discapacidad, tanto física como psíquica o sensorial, puede atenuarse a partir de las facilidades que aportan las nuevas tecnologías, productos y servicios.

Para esto existen las ayudas técnicas que son todos los productos, instrumentos, equipos o sistemas (de cualquier tipo de tecnología), accesibles para PCD, que mitigan o neutralizan la deficiencia o discapacidad, y mejoran la autonomía personal y la calidad de vida.

Por ejemplo:

  • Los teléfonos con video-llamadas, que permiten a las PCD auditiva comunicarse utilizando el lenguaje de señas.
  • Los lectores, que permiten a las PCD visual leer sin necesidad de utilizar el Braille.
  • El teletrabajo, que permite a las PCD motriz realizar tareas desde sus casas evitando los dificultosos traslados.
  • Las tecnologías que permiten a las PCD cognitivas o de lenguaje adquirir conocimientos y acceder a nuevas formas de comunicación.

La tecnología al servicio de la calidad de vida

Además del plano laboral, resulta muy importante el papel desempeñado por las nuevas tecnologías en la reducción de las situaciones de dependencia y el incremento de la autonomía de las PCD.

Sin embargo, si bien las adaptaciones tecnológicas están suponiendo un gran avance, aún no son suficientes para cubrir todas las necesidades específicas de las personas con discapacidad.

Hay barreras de tipo económico y también formativo. Las PCD son mayoritariamente pobres a causa de sus deficiencias pero, también, en muchos casos, a pesar de contar con nivel adquisitivo suficiente, carecen de la formación necesaria para utilizar estas herramientas. La accesibilidad es otra barrera ya que, aun contando con recursos económicos y conocimientos para el uso, algunas PCD no pueden interactuar con estas herramientas por no estar adaptadas a su discapacidad particular.

El derecho al acceso

Lograr la accesibilidad digital es un mandato fundamental de la “Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad” de las Naciones Unidas (2006).

Dado que la Convención no plantea soluciones específicas, para facilitar la implementación de la misma para la cooperación público-privada, en 2008, la “Alianza Global para las TIC y el Desarrollo de Naciones Unidas” (UNDESA GAID) lanzó la “Iniciativa Global para las TIC Inclusivas” (G3ict).

En abril de 2009, la G3ict publicó un kit de herramientas virtual que proporciona un marco para el desarrollo de políticas y estrategias para la incorporación de la accesibilidad digital a nivel nacional, regional e internacional, y promover la aplicación de las TIC accesibles a fin de ampliar su uso por personas con discapacidad.

En relación con la accesibilidad, exponemos a continuación los siguientes lineamientos generales:

  • Los servicios y facilidades públicas deben ser accesibles para todos.
  • Las diferentes necesidades de las PCD deben ser tenidas en cuenta en el diseño de nuevos equipos y servicios.
  • En caso de que el diseño universal no sea posible, las personas con discapacidad deberán poder acceder a los servicios por medio de equipos y servicios servicios adicionales o alternativos.
  • Las personas con discapacidad deben poder utilizar los equipos y servicios a un costo lo más similar posible al de las personas sin discapacidad. Los costos del diseño universal no deben ser imputados sólo a las personas con discapacidad.
  • Los proveedores de equipos y servicios, y las autoridades relevantes deben consultar a PCD sobre sus condicionantes y requerimientos de acceso antes de llevar a cabo alguna acción.

TIC y Gobierno Abierto

Para una gestión moderna de gobierno es fundamental contar con una plataforma de datos abiertos y de innovación de tecnología aplicada a la administración.

Hoy, el uso de redes sociales y plataformas como Flickr o YouTube se volvieron clave para las comunicaciones en cualquier administración. Entendiendo la modernización desde un punto de vista integral, el Gobierno Abierto y el acceso a la información son el siguiente paso natural. Esto tiene que ver no sólo con lo tecnológico sino también con lo cultural, con la idea de construir una nueva forma de relación con el ciudadano abriendo espacios destinados a facilitar su acceso a la información pública a través de un catálogo de datos que proporcionan información real y precisa.

En este marco de Gobierno colaborativo y participativo, se fundamenta la propuesta de acercar las nuevas tecnologías, especialmente las TIC, a las personas con discapacidad.

El acceso a mayor información, la participación ciudadana y la colaboración del Gobierno con la sociedad civil, constituyen los principios fundamentales para ubicarlos en pie de igualdad.

Volver al índice