Violencia contra la mujer

Si sos mujer y sufrís cualquier tipo de violencia o corrés peligro de sufrirla, tenés derecho a que te ayuden y te protejan. La violencia no es solo física: también puede ser psicológica, sexual o simbólica.

Ley 26.485

Justicia y derechos humanos


En esta página


Violencia contra la mujer

¿Qué es violencia contra la mujer?

Cualquier conducta que ataque:

  • Tu vida.
  • Tu libertad.
  • Tu dignidad.
  • Tu integridad física, psicológica o sexual.
  • Tu situación económica.
  • Tu seguridad personal.
  • Tu participación política.
¿La ley me protege solo de la violencia física?

No. La ley te protege de todos los tipos de violencia. Hay diferentes tipos de violencia:

  • Violencia física es cualquier forma de agresión o riesgo de agresión contra tu cuerpo.
  • Violencia psicológica es la que daña tus emociones y autoestima. Afecta tu desarrollo personal y perjudica tu salud psicológica. Son formas de violencia psicológica las amenazas, las humillaciones, los insultos, el abandono, la indiferencia y las burlas.
  • Violencia sexual es que no te dejen decidir sobre tu sexualidad o sobre la cantidad de hijos que querés tener o no tener. Si tu marido o pareja te obliga a tener relaciones sexuales, es una violación. La violación es violencia sexual. También son formas
    de violencia sexual el acoso sexual y la trata de mujeres.
  • Violencia económica es la que busca dañar tus bienes o economía. Algunas formas de violencia económica son: quitarte o hacer que pierdas las cosas que necesitás para trabajar, retener tus documentos, controlar cuánto ganas por tu trabajo o pagarte menos dinero que a un compañero que hace el mismo trabajo.
  • Violencia simbólica es la que ocurre cuando signos, imágenes, mensajes e ideas te ponen en situación de inferioridad por ser mujer.
  • Violencia en el espacio público (acoso callejero): es la que que se da en lugares públicos con conductas o expresiones verbales o no verbales con connotación sexual que dañan tu dignidad, integridad, libertad y te ofenden.
  • Violencia política: es la que trata de impedir tu desarrollo en la vida política o el ejercicio de tus derechos y deberes políticos. Algunas formas de violencia política son: incumplir la normativa de representación política de las mujeres o desalentar el ejercicio político de las mujeres.
¿La ley me protege solo de la violencia que ocurre en mi casa?

No. La ley te protege de la violencia que ocurre en distintos lugares.

  • La violencia doméstica ocurre en tu familia. Por ejemplo, cuando un familiar, viva o no con vos, te maltrata, te pega o te insulta.
  • La violencia institucional ocurre en las instituciones. Por ejemplo, cuando funcionarios, profesionales u otras personas no respetan tus derechos.
  • La violencia laboral ocurre en el trabajo. Por ejemplo, cuando tu jefe no te permite ascender o permanecer en tu trabajo por tu estado civil, edad, apariencia, o porque sos madre o estás embarazada.
  • La violencia contra la libertad reproductiva puede ocurrir en cualquier lado. Por ejemplo, cuando no te dejan decidir si querés o no querés tener hijos, o cuánto tiempo querés que pase entre los embarazos.
  • La violencia obstétrica ocurre en los lugares donde hacés consultas médicas por tu embarazo, en el parto y luego de tener al bebé. Por ejemplo, cuando los médicos o quienes deben asistirte cuando vas a tener un hijo te tratan mal, no te atienden o no permiten que te acompañe la persona que quieras antes, durante y después del parto.
  • La violencia mediática ocurre en los programas de televisión, en la radio, en internet y en los diarios y revistas. Por ejemplo, cuando publican o difunden imágenes y mensajes que promueven la explotación de mujeres, niñas o adolescentes.
  • La violencia en el espacio público (acoso callejero) ocurre en lugares públicos o de acceso público, como medios de transporte o centros comerciales. Por ejemplo, cuando te dicen cosas o hacen gestos de connotación sexual que afectan tu dignidad, libertad y generan un ambiente ofensivo.
  • La violencia política ocurre en cualquier espacio de la vida pública y política, como instituciones estatales, recintos de votación, partidos políticos, organizaciones sociales, asociaciones sindicales o medios de comunicación.

Volver al índice


Tus derechos

¿Qué derechos tengo si sufro violencia?
  • Tenés derecho a que te asistan.
  • Tenés derecho a que te traten con respeto.
  • Tenés derecho a que te protejan.
  • Tenés derecho a acceder gratuitamente a la justicia.
  • Tenés derecho a recibir dinero por los daños que sufriste.
  • Tenés derecho a que te informen qué hacer si te agreden y adónde ir para recibir ayuda.
  • Tenés derecho al Seguro de Capacitación y Empleo.
¿Qué tenés que hacer si te agreden, escuchás, ves o sabés de una agresión a otra mujer?
  • Podés llamar al 137. Te atenderá un psicólogo. El psicólogo te ayudará y, si es necesario, enviará un equipo de asistencia.
    El equipo de asistencia está formado por policías, psicólogos, trabajadores sociales y abogados. La llamada al 137 no es una denuncia policial. La llamada al 137 es gratuita los 365 días del año las 24 horas

  • Podés llamar al 144. Te orientarán, te asesorarán y te darán contención.
    Las personas que te atienden en la línea nacional 144 son profesionales capacitados. La llamada al 144 no es una denuncia policial. La llamada al 144 es gratuita los 365 días del año las 24 horas.

Volver al índice


Denuncia

¿Quiénes pueden hacer la denuncia?
  • Si fuiste agredida, vos y cualquier otra persona que sepa de la agresión pueden hacer la denuncia.
  • Si trabajás en un centro de salud, en una escuela o en un centro asistencial y ves o te enterás de un hecho de violencia, tenés la obligación de hacer la denuncia.
¿Dónde hago la denuncia?
  • En una comisaría. La policía debe enviar la denuncia al juez dentro de las 24 hs.
  • En un juzgado. El juez debe escuchar tu denuncia sin la presencia de tu agresor.

Si sufriste violencia sexual, tenés derecho a que los jueces mantengan tu denuncia en secreto.

¿Cómo puedo protegerme de mi agresor?

Podés pedirle al juez:

  • Que una persona te acompañe y te proteja.
  • Que le prohíba a tu agresor acercarse a vos.
  • Que proteja a tu hogar y a tus hijos.
  • Que obligue a tu agresor a devolverte las cosas que te sacó.
  • Que prohíba que tu agresor tenga o compre armas.
  • Que obligue a tu agresor a entregar las armas que tenga.
  • Que fije una cuota alimentaria para tus hijos.
  • Que obligue a tu agresor a irse de la casa donde viven.
  • Que te ofrezca un botón antipánico.

Volver al índice


Texto completo de la norma

Ley 26.485

Normas complementarias

Ley 24.632

Decreto 1011/2010


También puede interesarte: 

El contenido de Derecho Fácil tiene un carácter divulgativo, orientativo e informativo y no reemplaza la versión original de la ley. Puede tener como fuente una o varias normas y datos de sitios oficiales para complementar la información


 

¿Es clara la norma?