COVID-19 - Transporte público de pasajeros

Establece las condiciones para el transporte público de pasajeros.

Decreto 576/2020

En esta página


Personas autorizadas a circular

Pueden usar el transporte público de pasajeros interurbano e interjurisdiccional las personas que deban desplazarse para realizar las actividades esenciales contempladas en el artículo 12 del decreto 605/2020.

Pueden usar el servicio público de transporte de pasajeros de larga distancia –interurbano e interjurisdiccional-, sea este por vía terrestre, ferroviaria o aérea las personas autorizadas y las actividades alcanzadas por las decisiones administrativas dictadas por el Jefe de Gabinete de Ministros.

Los alumnos y las alumnas pueden usar el transporte público de pasajeros urbano interurbano e interjurisdiccional para asistir a las clases presenciales y a las actividades educativas presenciales. También pueden usar el transporte publico sus acompañantes, en los casos que corresponda.

Los alumnos, alumnas y acompañantes deben tramitar el “Certificado Único Habilitante para Circulación - Emergencia COVID-19” que la Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros pondrá a disposición en un campo específico denominado “ESCOLAR”

El personal directivo, docente y no docente y los estudiantes universitarios que asistan a las actividades académicas presenciales podrán usar el servicio público de transporte de pasajeros urbano, interurbano e interjurisdiccional, según corresponda y sólo para la asistencia a las actividades académicas.

Las personas que se encuentren en lugares donde rige el aislamiento social, preventivo y obligatorio y que para asistir a las actividades académicas presenciales en universidades deban circular fuera del límite de su lugar de residencia, deberán tramitar el “Certificado Único Habilitante para Circulación - Emergencia COVID-19” en el campo “UNIVERSITARIO” habilitado aquí

Volver al índice


Cantidad de pasajeros

A partir del 13 de noviembre de 2020, los servicios públicos de transporte automotor de pasajeros urbanos y suburbanos de jurisdicción nacional deberán circular con una cantidad de pasajeros que no sea mayor a la capacidad de asientos disponibles.

Excepcionalmente, en los horarios de mayor uso del servicio de transporte, se puede ampliar la capacidad hasta un máximo de 10 pasajeros de pie. Se deben cumplir las recomendaciones sobre distanciamiento social en el interior de los vehículos.

A partir del 13 de noviembre de 2020, los servicios públicos de transporte ferroviario de pasajeros metropolitanos y regionales de jurisdicción nacional deberán circular con una cantidad de pasajeros que no sea mayor a la capacidad de asientos disponibles y hasta 1 pasajero parado por metro cuadrado en los espacios libres disponibles según el tipo de coche correspondiente a cada formación. Se deben cumplir las recomendaciones sobre distanciamiento social en el interior de los vehículos.

Volver al índice


Medidas de sanidad y obligaciones de las empresas de transporte

El transporte automotor debe cumplir con las siguientes medidas de sanidad:

  • Distanciamiento social.

  • Los pasajeros deben usar elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón.

  • Se deben retirar las cortinas, visillos y demás elementos de tela que pudiesen retener el virus, con excepción de aquellos utilizados en los tapizados de las butacas y laterales de los vehículos.

  • Tener una correcta ventilación en los vehículos, de conformidad con las siguientes pautas:

    • Vehículos de transporte automotor sin aire acondicionado: deberán circular con todos los ventiletes o ventanillas abiertos durante todo el viaje para mantener la máxima circulación de aire.

    • Vehículos de transporte automotor con aire acondicionado: deberán circular con todos los ventiletes o ventanillas abiertas durante todo el viaje para mantener la circulación de aire. En época de altas temperaturas, el aire acondicionado funcionará en un modo que garantice la mayor cantidad de toma de aire del exterior.

    • Formaciones ferroviarias sin aire acondicionado: deberán prestar servicio con la totalidad de las ventanas abiertas durante todo el viaje para mantener la máxima circulación del aire.

    • Coches ferroviarios con aire acondicionado: deberán prestar servicio con todas las ventanas de emergencia abiertas durante todo el viaje. En época de altas temperaturas, el aire acondicionado deberá funcionar en un modo que garantice la mayor cantidad de toma de aire del exterior.

  • Circular exclusivamente con pasajeros afectados a las actividades declaradas esenciales o exceptuadas de las restricciones de circulación, o personal docente, no docente y alumnado que deba concurrir a actividades académicas presenciales. Los pasajeros deberán portar el “CERTIFICADO UNICO HABILITANTE PARA CIRCULACIÓN – EMERGENCIA COVID-19” o exhibir el permiso emitido por la aplicación “CUIDAR” en su dispositivo móvil.

  • Cumplir los Protocolos que determine el “COMITÉ DE CRISIS PREVENCIÓN COVID-19 EN EL TRANSPORTE AUTOMOTOR” y el “COMITÉ DE CRISIS PREVENCIÓN COVID-19 EN EL TRANSPORTE FERROVIARIO”, que funcionan bajo la órbita de la COMISIÓN NACIONAL DE REGULACIÓN DE TRANSPORTE (CNRT).

  • Tomar todos los recaudos para la desinfección e higiene de los vehículos.

  • Disponer que la circulación interna dentro del vehículo deberá hacerse desde la puerta de adelante para el ascenso de y hacia la puerta trasera para el descenso de los usuarios.

  • Exigir el uso obligatorio de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón durante todo el viaje y durante el tiempo de espera para ascender al vehículo, sea en paradas o en estaciones.

En todos los casos, deberá respetarse el distanciamiento social, durante el tiempo que insuma la espera de los servicios, tanto en paradas, como en estaciones y apeaderos.”

Permiso para circular

Cada pasajero deberá tener el certificado de circulación que lo autorice a circular.

Volver al índice


Suspensión de la tarjeta SUBE

Se puede suspender provisoriamente una tarjeta S.U.B.E. cuando se comprueba que:

  • La tarjeta SUBE no está asociada a un "Certificado Único Habilitante para Circulación - Emergencia COVID19" o documentación que acredite que su titular está autorizado para circular y

  • fue usada durante al menos 2 días consecutivos para hacer viajes en el transporte público automotor de pasajeros interjurisdiccional.

La tarjeta SUBE queda suspendida durante 7 días corridos, contados a partir de la fecha de su último uso.

La reactivación de la tarjeta S.U.B.E. suspendida será automática al usarse en la red de colectivos que integran el AMBA una vez vencido el plazo 7 días corridos desde su último uso.

La suspensión temporal de la tarjeta S.U.B.E.:

  • no producirá ningún efecto sobre el saldo de carga que tenga la tarjeta. El saldo podrá ser usado normalmente por el usuario al finalizar el plazo de la suspensión,

  • no producirá la pérdida de ningún beneficio asociado a la tarjeta SUBE,

  • inhabilitará el uso de la tarjeta SUBE en cualquier dispositivo de uso y carga.

La suspensión de la tarjeta S.U.B.E. se aplica en las localidades del AMBA que tengan implementado el Sistema Único de Boleto Electrónico (S.U.B.E.).

La posibilidad de suspender el uso de la tarjeta SUBE estará vigente todo el tiempo que dure el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio dispuesto por la autoridad nacional. La Autoridad de Aplicación del S.U.B.E. puede establecer una fecha de finalización distinta para la suspensión o modificar el ámbito de aplicación de la suspensión de la tarjeta SUBE.

Volver al índice


Texto completo de la norma

Decreto 605/2020

Normas complementarias

Resolución 64/2020 Ministerio de Transporte
Resolución General 197/2020 Ministerio de Transporte
Decisión administrativa 1874/2020
Decisión Administrativa 1995/2020
Decisión administrativa 2057/2020
Resolución 259/2020 Ministerio de Transporte


El contenido de Justicia Cerca tiene un carácter divulgativo, orientativo e informativo y no reemplaza la versión original de la ley. Puede tener como fuente una o varias normas y datos de sitios oficiales para complementar la información


¿Es clara la norma?