Personas en situación de calle que atraviesan consumos problemáticos


La problemática de las personas en situación de calle es una problemática social compleja que expresa una de las formas de exclusión más graves que se da en los núcleos urbanos. Además de la “falta de vivienda o techo”, involucra otras vulneraciones respecto del acceso a derechos como salud, educación, trabajo, identidad, etc.; sufriendo también situaciones de violencias de diverso tipo, problemáticas de salud física y mental y debilitamiento o inexistencia de lazos afectivos.

Para pensar estrategias de acompañamiento es fundamental que las personas en situación de calle sean protagonistas en su propio proceso de cuidado y acompañamiento, pudiendo consensuar con estas qué desean hacer y en qué necesitan ser acompañadas. Además, es importante visualizar las circunstancias de la historia individual y del entorno afectivo de la persona (separaciones, violencias, fallecimientos, padecimientos mentales, consumos problemáticos, etc.), pero también aquellas referidas a condicionamientos socio-históricos (flexibilidad del mercado de trabajo, pobreza persistente, consumo de drogas como problema social, marginalización social). Pero también es importante, conocer cuáles son las potencialidades de esa persona, cuáles son sus intereses personales; ya que esto implica no pensar a la persona únicamente desde sus carencias sino desde su integralidad.

Es por esto que las estrategias de intervención y el acompañamiento de las personas en situación de calle, atravesadas por los consumos problemáticos de sustancias psicoactivas, se configuran como un ámbito específico de acción, que implica considerar las condiciones bajo las cuales emerge la problemática.

Descargá la guía

Guía de cuidado y acompañamiento a personas en situación de calle que atraviesan consumos problemáticos de sustancias psicoactivas