¿Qué es el Plan Nacional del Agua?


El Plan Nacional del Agua apunta a reducir sustancialmente el porcentaje de la población en situación de pobreza, a garantizar el derecho al agua potable y al saneamiento, el desarrollo productivo sustentable, la conservación del agua en un estado compatible con la salud y el medio ambiente y mejorando la protección de la población contra las inundaciones.

Fue elaborado por la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, como un marco de acción cuyo fin último es maximizar la función económica, ambiental y social del agua.

Sus objetivos son:
  • Proveer de agua potable y saneamiento a todos los habitantes del país.
  • Proteger a la población frente a las inundaciones y las sequías.
  • Promover el desarrollo productivo teniendo como base el riego.
  • Ejecutar proyectos de aprovechamiento y preservación de recursos hídricos.

Gráfico ejes

Para llevar adelante este ambicioso Plan, se requiere una inversión de más de 40 mil millones de dólares: una decisión sin precedentes en la historia de nuestro país que generará alrededor de 300 mil empleos y que resulta fundamental para el camino que hemos planteado de reducción de la pobreza.

El manejo de los recursos hídricos tiene un carácter federal, por eso, este Plan debe darse en el marco de una mirada y una acción conjunta de la Nación y las provincias, que articule todo el trabajo de forma mancomunada.

Si preservamos los recursos hídricos, fortalecemos nuestras capacidades, innovamos en las medidas y obras implementadas, y logramos una mayor participación a través de la generación de empleo, vamos a poder cumplir con nuestros objetivos.

Este Plan Nacional de Agua tiene que ver con esta nueva etapa de la Argentina. Una Argentina distinta, que quiere progresar, que quiere crecer.