Presidencia de la Nación

Mesa de trabajo interministerial


Las personas beneficiarias que ingresan al país bajo el Programa Siria, además de contar con el apoyo del llamante u organización requirente, cuentan con los mismos derechos y obligaciones que los migrantes en los términos de la Ley N° 25.871, incluyendo el derecho a trabajar. El principio fundamental que contempla la legislación migratoria vigente es el trato igualitario de los inmigrantes y sus familias en las mismas condiciones de protección, amparo y derecho de los que gozan los ciudadanos argentinos y el acceso igualitario a los servicios sociales y bienes públicos, sin sujetar esta igualdad a la condición migratoria de la persona.

El mismo trato y protección acordados en los términos de la Ley corresponden a los beneficiarios en cuanto al acceso a dispositivos y programas de carácter social, en sentido amplio, disponibles en el lugar de residencia que establezcan. La Ley de Migraciones establece los principios y lineamientos orientados a asegurar la integración de la población migrante a la sociedad o comunidad receptora, siendo importante destacar que es un compromiso explícitamente compartido por todos los niveles del Estado nacional, provincial y municipal: "el Estado en todas sus jurisdicciones, ya sea nacional, provincial o municipal, favorecerá las iniciativas tendientes a la integración de los extranjeros en su comunidad de residencia".

En tal sentido, el marco jurídico y las políticas sociales del gobierno nacional, provincial y local definen los tipos de programas y dispositivos a los que la población accede, incluyendo a los beneficiarios del Programa Siria. Esto cabe para los distintos ámbitos de integración, que pueden incluir la inserción efectiva en el mercado de trabajo, los programas de apoyo para el ingreso al empleo, bolsas de trabajo; o los dispositivos públicos de atención en materia de salud disponibles.

Los beneficiarios del Programa Siria, tal como dicho régimen especial lo prevé, ingresan al país como residentes temporarios en el marco del artículo 23 inciso m) de la Ley N° 25.871, no son refugiados reconocidos en los términos de la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados o la Ley N° 26.165. Sin perjuicio de ello, conservan el derecho a peticionar el reconocimiento de la condición de refugiado en el país mediante los procedimientos vigentes.

Además del apoyo del llamante o requirente, los beneficiarios del Programa Siria cuentan con el apoyo del "Proyecto de articulación interministerial para el acompañamiento y asistencia de la población siria en Argentina", cuyo objetivo es acompañar el proceso de integración a través del abordaje social y el apoyo psicosocial.

Scroll hacia arriba