Compromisos Internacionales


A partir de la promulgación de la Ley de Migraciones Nº 25.871, en el año 2004, comenzó un cambio de paradigma en la gestión de la movilidad humana en la República Argentina que pasó a centrarse en la persona migrante, entendiéndola como sujeto de derechos, y al mismo tiempo estableciendo el acto de migrar como un derecho humano que el Estado debe garantizar bajo los principios de igualdad y universalidad.

La Ley de Migraciones establece los principios y lineamientos de la actual política migratoria, entre los que se encuentran dar cumplimiento a los compromisos internacionales asumidos por la República Argentina en materia de derechos humanos, movilidad e integración de las personas migrantes a la sociedad. Asimismo, consagra la igualdad de derechos entre nacionales y extranjeros (trato nacional) y establece que el acceso a la salud y a la educación deben ser garantizados por el Estado, independientemente de la situación migratoria del migrante, entre otros derechos allí reconocidos.

Argentina es uno de los pocos países miembro de las Naciones Unidas que ha suscripto y ratificado los 18 tratados internacionales de derechos humanos. Muchos de ellos tienen rango constitucional en nuestro país, lo que demuestra el compromiso de nuestro Estado con los mismos.

La Dirección Nacional de Migraciones es el organismo con competencia primaria en materia migratoria en la República Argentina, motivo por el cual tiene un rol fundamental en la garantía de los compromisos asumidos internacionalmente. En tal sentido, la DNM participa activamente en una multiplicidad de consensos e iniciativas para una gobernanza migratoria con enfoque de derechos humanos.

La instancia regional está compuesta por el Foro Especializado Migratorio del MERCOSUR y Estados Asociados (FEM), un ámbito institucional de integración que propone disposiciones de carácter vinculante. Muchas de las iniciativas allí presentadas forman hoy parte de nuestro acervo normativo migratorio. Asimismo, a nivel regional también se encuentra la Conferencia Suramericana sobre Migraciones (CSM), un proceso de cooperación no vinculante que cumple un importante rol en la consolidación de consensos políticos sobre la materia.

En el plano interregional, el país participa en distintos consensos y foros de diálogo y cooperación como la Comisión de Asuntos Migratorios (CAM) de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Reunión sobre Migraciones de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y la Red Iberoamericana de Autoridades Migratorias (RIAM), que busca ser una herramienta de cooperación entre organismos migratorios para compartir información y unificar criterios, entre otras actividades.

En el ámbito internacional, Argentina integra el Consejo de la Organización Internacional para las Migraciones de la ONU (OIM), participa del Foro Global de Migración y Desarrollo (FGMD), ha adherido a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); al Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular; a la Convención de Palermo contra el Delito Trasnacional Organizado; y a la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares; entre otros compromisos.