MITA: un potencial paradigma para la maquinaria agrícola


Una tesis que se transformó en un valioso aporte al campo, eliminando costos ocultos como el tiempo ocioso, costos de mantenimiento y que se ajusta a las necesidades de los productores.

Raul Suffich y Sergio Solowey son dos diseñadores industriales cordobeses que se les ocurrió una excelente idea para su tesis: la Máquina Integral de Trabajo Agrícola, la cual le dio el nombre a su empresa “MITA”. La patente consiste en una máquina agrícola modular multipropósito, destinada a desarrollar diversos trabajos sobre cultivos extensivos e intensivos en campos de pequeñas y medianas extensiones.

Sus creadores nos contaron cómo llegaron a realizar este prototipo, a conseguir la patente de manera más rápida y, además, sus proyecciones. “Todo comenzó con la búsqueda de un tema de impacto para el desarrollo de nuestra tesis de grado de Diseño Industrial, y realizando investigaciones sobre problemáticas en diversos rubros”, señalaron. Toda invención se inicia cuando se detecta un problema a resolver y se propone una solución técnica concreta, utilizando elementos conocidos que, combinados de una manera especial, dan origen a un nuevo objeto desconocido hasta ese momento. Ellos tomaron esa oportunidad.

Aquí el principal beneficiario es el campo, ya que se pretende insertar un nuevo paradigma de maquinaria agrícola, proponiendo el desarrollo de un vehículo modular multipropósito como base en común, que permita ajustarse a las necesidades de los productores. Estas pueden implicar una diversidad de trabajos, nuevas técnicas productivas y la optimización del uso de recursos, tiempos y tareas en los diferentes cultivos. El prototipo tiene a menos cinco configuraciones disponibles, lo cual elimina costos ocultos como de mantenimiento o el tiempo ocioso, además de tener que operar productos de distintas marcas.

En este sentido, los inventores manifestaron que previamente al desarrollo tecnológico, encontraron documentos en la página del INTA que trataban el tema y destacaron la limitada oferta de maquinaria existente de mediana potencia con tecnología aplicada para el sector de pequeños y medianos productores de cultivos en general, tanto extensivos como intensivos. Entonces, decidieron partir desde ese punto y allí surgió la idea de crear una máquina multipropósito construida con componentes modulares que le permite configurarse y mutar a otra diferente, lo cual le posibilita intervenir en todas las etapas del cultivo realizando las distintas tareas de manera eficiente.

Una vez finalizado, decidieron contactarse con un agente de la Propiedad Industrial para ingresar la Solicitud de Patente al INPI, quien le sugirió usar el Examen Prioritario de Patentes (PEP): “Esta nueva modalidad nos fue tan conveniente, tanto en la reducción de los tiempos de resolución como en los costos. Nos ayudó a obtener de manera más rápida el título de patente, fundamental para estar mejor posicionados a la hora de negociar nuestra invención”, aseguraron.

La importancia de registrar los intangibles no les fue ajena. Quisieron hacer uso de sus derechos. En este aspecto, declararon: “Como inventores nos da la tranquilidad de que nuestro invento está resguardado. Obtener un título que confirme que es de nuestra propiedad y poder decidir qué hacer con ella evitando que terceros lo hagan sin nuestro consentimiento es algo muy positivo”. No solo la Propiedad Industrial está en la solicitud de registro, sino también en saber utilizar los documentos de patentes existentes, como ellos lo hicieron: “Realmente es importante, ya que te permite de antemano poder verificar de manera rápida y eficiente el grado de novedad que tiene tu idea y evitar que conforme avance la solicitud no aparezca la ingrata sorpresa de que no es patentable”.

Como excelentes estudiantes y buenos investigadores, supieron cumplir con sus metas y hoy piensan en un futuro no muy lejano. “En este momento nos encontramos desarrollando todos los sistemas que componen la máquina y en la búsqueda de inversores para poder construir el prototipo que valide finalmente el proyecto, lo cual va a hacer que estemos más cerca de poder comercializarla”, finalizaron orgullosos esta entrevista.