Diferentes tipos de crédito


Los créditos se conceden a través de tarjetas de crédito para fines personales, o de líneas de crédito a empresas para que cubran déficits momentáneos en su flujo de caja o para que financien su producción.

Es posible acceder a créditos a través de:

  • Tarjeta de crédito: es la forma de financiarse más tradicional, con un límite menor o mayor dependiendo de la solvencia informada (y declarada al fisco) de la persona y de su historial crediticio.
  • Línea de crédito: es la que una institución bancaria abre a nombre de una persona o empresa para que use el dinero a su conveniencia, pagando intereses sobre el monto utilizado, es decir, la entidad pone a disposición una suma de dinero, que tiene un costo (interés) que se aplica solamente respecto del dinero que efectivamente se use.