El uso de tarjetas de crédito como forma de financiarse


Las tarjetas de crédito configuran un crédito que nos otorga el banco y que nos permiten financiarnos a tasa 0%, siempre y cuando paguemos la totalidad de su saldo al vencimiento. Si pagamos a término, podría decirse que el banco, a través de la tarjeta de crédito, nos adelanta una suma de dinero en forma casi gratuita (por supuesto, descontando los costos de mantenimiento de cuenta y renovación de ese producto, si hubiere).

Las tarjetas de crédito permiten elevar el nivel de consumo de su titular posibilitando que la persona gaste más allá de su ingreso disponible, es decir, que gaste más dinero del que posee en su cuenta.

El monto mensual que debo abonar de una tarjeta de crédito está compuesto por los distintos consumos que una persona realiza con ella. Esos consumos pueden hacerse en una o varias cuotas, las que se verán reflejadas en los resúmenes mensuales de la tarjeta.