¿Qué se debe tener en cuenta al momento de pedir un préstamo?


En el caso del préstamo personal o de consumo se debe prestar especial atención a la tasa de interés, que es el precio que la entidad financiera le cobrará al cliente por prestarle dinero. Dicho de otro modo, es el costo que el cliente deberá pagarle a la entidad financiera por pedirle dinero prestado.

En general, la tasa de interés que informan las entidades, llamada Tasa de Interés Nominal Anual (TNA), se expresa de manera anual y en porcentaje. Además, puede ser fija, variable o mixta.

Ahora bien, las entidades financieras que prestan dinero no sólo cobran una tasa de interés. También cobran comisiones y otros gastos asociados al préstamo, entre los cuales se incluyen los gastos de apertura y mantenimiento de la cuenta, el costo de cancelación, etcétera.

De este modo, para comparar préstamos no basta con mirar la tasa de interés, es decir, la publicada en los folletos. Es recomendable comparar el Costo Financiero Total (CFT), que incluye la tasa de interés más las comisiones y los gastos que se aplican al préstamo. El CFT nos dice cuánto nos va a costar realmente el préstamo.

Finalmente, para comparar préstamos es preciso que sean similares en cuanto a las tasas que cobran, los años que dura el préstamo hasta que se cancela (amortización), la cantidad de cuotas que se paga al año. Porque no es lo mismo un préstamo que se paga mensualmente que otro que se paga una vez al año. Las tasas de interés que se pagan efectivamente (Tasa de Interés Efectiva –TEA-) son distintas.

De modo que hay que distinguir entre la Tasa Nominal Anual (TNA) que informan los bancos (que son una referencia y sólo son las efectivas cuando se trata de un préstamo con intereses pagados anualmente) y la Tasa Efectiva Anual (TEA) que contempla las cantidad de cuotas que se pagan en el año. Sólo la TEA permite comparar préstamos con distintas características (por ejemplo, un préstamo con pagos mensuales y otro con pagos trimestrales).

En síntesis, a la hora de solicitar un préstamo es preciso comparar ofertas y para eso es necesario considerar el Costo Financiero Total.

El CFT incluye la Tasa de Interés Efectiva (la TEA, que es la que efectivamente pagaremos), las comisiones y los gastos por todo concepto.

Costo Financiero Total (CFT) = TEA + comisiones + gastos