Normativa


A la hora de elaborar proyectos de viviendas financiados por el Estado Nacional, es necesario tener en cuenta las regulaciones dictadas por la Secretaría de Vivienda en relación a los aspectos técnicos que deben cumplirse para la aprobación de los mismos.

¿Qué son los Estándares Mínimos de Calidad?

Los Estándares Mínimos de Calidad para viviendas de interés social conforman la norma que regula las características que deberá contemplar un proyecto para ser aprobado en la Secretaría de Vivienda. Los mismos incorporan consideraciones respecto a la localización, el diseño del conjunto y de la unidad de vivienda, la tecnología constructiva, los componentes de sustentabilidad y el abordaje social vinculado al proyecto.

A través de los Estándares Mínimos de Calidad, se busca promover una visión integral de las soluciones habitacionales, para garantizar la inclusión, promover la movilidad social, fomentar proyectos sostenibles con un uso eficiente de los recursos, integrados con el medio que los rodea, durables, con identidad propia y la seguridad jurídica.

La actualización 2019 de los estándares mínimos de calidad, se enfoca en los componentes de sustentabilidad a incorporar en las soluciones habitacionales, con foco en el diseño bioclimático, la eficiencia energética y la incorporación de energías renovables. Estos componentes contribuyen principalmente en el ahorro económico de las familias, ya que impactan directamente en el consumo energético, y a su vez, contribuyen en los compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y contaminación ambiental asumidos por nuestro país.

A su vez, la versión actualizada de los estándares incorpora toda la normativa vinculada a las cuestiones técnicas dictada por la Secretaría de Vivienda hasta la fecha, representando el documento principal de consulta para el desarrollo de proyectos de viviendas financiados por el Estado Nacional.

Boletín Oficial: Resolución 59/2019