Wireless Ridge


El último combate

Después de combatir bravamente en Monte Longdon, el Regimiento de Infantería 7 se replegó con parte de las compañías “A” y “C” a Wireless Ridge. El 13 de junio, las posiciones argentinas fueron batidas por intenso fuego de artillería y morteros. El Regimiento quedó prácticamente incomunicado por las interferencias radioeléctricas y un corte de líneas alámbricas.

Los efectivos británicos del 2 de Paracaidistas, apoyados por tanques livianos, un pelotón de ametralladoras y lanzamisiles portátiles del 3 de Paracaidistas Británicos se dispusieron al asalto final. Al avanzar, se encontraron con el cañoneo de nuestros 155 mm. El 2 de Paracaidistas atacó las primeras líneas defensivas del “7 de Infantería” y, por la noche, un diluvio de fuego proveniente de la artillería naval, morteros y granadas de fósforo, cayó sobre los argentinos. Una a una, las posiciones nacionales fueron eliminadas.

La batería del Grupo de Artillería de Defensa Antiaérea 101 bombardeó con sus cañones de 35 mm. A su vez, la Compañía “A” del Regimiento de Infantería 3 y la Compañía “B” del Regimiento de Infantería 6 batieron con fuego de morteros en monte Longdon, lugar desde donde llegaba intenso fuego enemigo. A la luz de las bengalas, el Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10, que defendía el sector oeste, combatió duramente contra la Compañía “D” del 2 de Paracaidistas Británicos.

Los ingleses habían conseguido desalojar a los efectivos del Regimiento de Infantería 7 de la altura, por lo que los argentinos debieron replegarse y reagrupar sus castigadas tropas en lo alto de la sierra.
Con la intención de destruir la batería de artillería antiaérea, comandos ingleses desembarcaron en Camber, pero fueron barridos por el fuego antiaéreo nacional y debieron retirarse precipitadamente. Efectivos de las compañías de Comandos 601 y 602 y de Gendarmería Nacional partieron hacia la Península de Camber para enfrentar a los británicos, pero estos ya se habían retirado.

El Regimiento 7, para ese entonces, estaba al borde del colapso. El Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10 se desplazó para reforzarlo y, en esas circunstancias, chocó contra los Blues and Royal ingleses, enfrascándose ambas fuerzas en una enconada lucha. La situación en Wireless Ridge se estabilizó y durante horas hubo múltiples combates cuerpo a cuerpo. Los británicos no lograban avanzar. Efectivos de los Regimientos de Infantería 25 y 6 partieron hacia Moody Brook para sumarse a la defensa.

En la madrugada, los ingleses desataron el ataque final: la Compañía “D” del 2 de Paracaidistas avanzó sobre el flanco izquierdo del Regimiento de Infantería 7 y el Escuadrón de Exploración, sometiéndolos a un devastador ataque envolvente.

La Compañía “A” del Regimiento de Infantería 3 contraatacó sobre la ladera oeste del Wireless para permitir el repliegue de los efectivos nacionales en esa zona. Cruzaron el arroyo Moody y entablaron lucha cuerpo a cuerpo con armas portátiles y granadas contra los ingleses que ya tenían en su poder casi todo Wireless Ridge.

Entretanto, el Escuadrón de Exploración estaba cercado por el enemigo que avanzaba arrojando granadas comunes y de fósforo. La 1ra Sección del Escuadrón fue exterminada y el resto debió replegarse, ya los argentinos se habían retirado masivamente. A las 7 de la mañana del 14 de junio el combate había concluido.