Plan Educativo Anual Federal (PEAF)


El Plan Educativo Anual Federal (PEAF) sintetiza los lineamientos político-pedagógicos y objetivos estratégicos 2020-2023 que propone el Ministerio de Educación de la Nación en el marco de los acuerdos federales y de las líneas de políticas prioritarias establecidas en el Compromiso de Chapadmalal el 22 de febrero de 2020.

Asumimos el compromiso de elaborar planificaciones que alcancen un carácter integral, tanto nacional como jurisdiccional, por lo que nos comprometemos a un trabajo conjunto y articulado de los equipos políticos y técnicos, y de las áreas de definición de la política educativa con las áreas de planeamiento, conjugando los saberes y campos de intervención específicos de cada una.

Tiene el objetivo de orientar a las jurisdicciones para la elaboración del Plan Educativo Anual Jurisdiccional de manera de plasmar integralmente las líneas de acción, actividades y metas propuestas para el año 2020 como consecuencia de los objetivos estratégicos a mediano plazo y de las realidades, necesidades y contextos jurisdiccionales. De este modo, se promueve la realización de planificaciones jurisdiccionales que incluyan las líneas prioritarias de política educativa propias de cada jurisdicción.

El PEAF se constituye en una herramienta de planeamiento y gestión que permite un abordaje integral de las políticas educativas y de las líneas de acción anuales, así como también un análisis integral sobre la viabilidad de su implementación y el seguimiento sistemático de los objetivos estratégicos a alcanzar. En este sentido, pone en diálogo los objetivos políticos de mediano plazo con las acciones anuales que consideran las diferentes realidades, necesidades y contextos jurisdiccionales.

El Plan Educativo Anual Federal (PEAF) propone como prioridades:

  • los sectores más desfavorecidos, aquellos que no reciben la educación que es su derecho, por razones geopolíticas, sociales o culturales.
  • la cobertura de la educación de la primera infancia, con la meta de completar las salas de 4 y 5 años, aumentar de manera significativa las salas de 3 años y desarrollar espacios en los cuales confluyan los cuidados con la atención pedagógica.
  • el reposicionamiento de la centralidad de la enseñanza, en su dimensión institucional y pedagógica para la mejora de los aprendizajes, en pos de superar las brechas de desigualdad.
  • la inclusión, el reingreso, la permanencia y el egreso de los y las jóvenes del nivel secundario a partir de la construcción de una escuela que los convoque desde la relevancia y la participación garantizando la inserción en el mundo del trabajo, la continuidad de los estudios y la plena ciudadanía en el mundo contemporáneo.
  • la ampliación de la educación mediante programas que aporten de manera escolar y extraescolar áreas decisivas del saber y el hacer y que constituyen destacados intereses de los niños, las niñas y los adolescentes y la vida de la sociedad: derechos humanos, Educación Sexual Integral (ESI), medio ambiente, deportes, artes y de manera destacada el nuevo Plan Nacional de Lecturas, que ya está en pleno funcionamiento y el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.
  • el fortalecimiento y trabajo cooperativo con organismos de apoyo a las instituciones educativas, como cooperadoras, consejos escolares y asociaciones de familiares y vecinos; las bibliotecas populares, las organizaciones populares que proporcionan educación, y los municipios.
Contacto