#DivertirteEsTuDerecho

La diversión es una parte fundamental que hace a la integridad de nuestro ser. Y todos tenemos derecho a una diversión segura.


Porque divertirte es tu derecho, desde la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural estamos trabajando fuertemente en la protección y prevención en materia de seguridad ciudadana. De esta manera, buscamos propiciar espacios de diversión seguros, y también concientizar acerca de lo que no debemos permitir para que, principalmente, adolescentes y jóvenes puedan volver seguros a su casa.

Es importante tener en cuenta que la falta de cumplimiento de las normativas mínimas puede provocar graves lesiones y la pérdida de vidas. Existen numerosos ejemplos, tanto a nivel nacional como internacional, que demuestran la necesidad de enfocarse en la prevención de cuestiones relacionadas a la seguridad ciudadana en acontecimientos de concurrencia masiva.

Compartimos algunos consejos para que todos podamos disfrutar de una diversión segura:

Coordinar un punto de encuentro antes de entrar

Debe ser un espacio reconocible y fuera del lugar al que vas, por ej.: estaciones de servicio, plazas, negocios conocidos, cruce de calles, entre otros.

Elegir un conductor designado

No manejes si tomaste previamente.

Capacidad excedida

Si no podés extender los brazos sin chocarte con otra persona, la capacidad fue superada. No te quedes en el lugar.

Identificar los elementos de seguridad

Chequeá la existencia de matafuegos, luces y salidas de emergencia, y cartelería apropiada.

Ante un incidente: no correr, no gritar, no empujar

Mantener la calma facilita una evacuación ordenada y disminuye riesgos.

En caso de evacuación

Salí de inmediato y no regreses a buscar a nadie. Si falta alguien de tu grupo, avisá a los socorristas (SAME, bomberos, policía, Defensa Civil).

En caso de corte de luz:

Intentá llegar a una pared y avanzá bordeándola. Esto te permitirá llegar a una puerta o a una ventana.

En caso de fuego:

Si hay un incendio, antes de abrir cualquier puerta, tocala con la palma de la mano. Si está caliente, no la abras. Es un indicador de que hay fuego del otro lado.

En caso de humo:

Intentá cubrir tu boca y tu nariz con una remera y avanzá hacia la salida, agachándote todo lo que puedas.

Ante una emergencia, llamá al 911.

Compartilo, difundilo. #DivertirteEsTuDerecho

Descargá el folleto