Centro Clandestino de Detención


La propiedad, ubicada muy cerca del Congreso de la Nación Argentina y a solo dos cuadras del Departamento Central de Policía, disponía de tres plantas.

En la planta baja había un garaje por donde ingresaban a las personas secuestradas. Le seguía un patio y, más adelante, una sala de torturas. Detrás de esta sala, otro patio más pequeño daba lugar a un baño, una sala de armas y una escalera de acceso a uno de los entrepisos en el que estaban, unidos por un pasillo, los cuartos de servicio que funcionaban como celdas, cuyas dimensiones apenas permitían a una persona estar de pie.

Ex CCD Virrey Cevallos

Circuito represivo

Algunos miembros de las fuerzas operativas de “Virrey Cevallos” estuvieron en relación directa con el Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea (SIFA), ubicado en Viamonte y Riobamba, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y con la Regional de Inteligencia de Buenos Aires (RIBA), una entidad desde la cual, la Fuerza Aérea articuló su accionar represivo sobre la zona oeste del Gran Buenos Aires.

Esto conectó a “Virrey Cevallos” con el circuito que integraron los centros de reclusión ilegal “Mansión Seré” y los que funcionaron en las comisarías de Haedo, Morón y Castelar y las bases aéreas de El Palomar, Morón y Moreno, entre otros.