Salud Mental y Derechos Humanos


Toda persona tiene derecho a la salud mental y, asimismo, se debe garantizar el pleno goce de los derechos humanos de aquellas con padecimiento mental.

La salud mental es un proceso determinado por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales.

Derechos de los Usuarios de Servicios de Salud Mental:

  • A recibir atención sanitaria respetuosa e integral, con garantía de acceso gratuito y equitativo en centros de salud pública.
  • A ser acompañado por la persona que elija antes, durante, y al final de su tratamiento.
  • A creer en la religión que elija. También, puede negarse a participar de actividades religiosas o espirituales.
  • A participar libremente de actividades culturales, comunitarias, recreativas y deportivas.
  • A exigir una paga justa correspondiente a su tarea, cuando participa de una actividad en la que se obtengan productos o servicios para ser comercializados.
  • A exigir ver su historia clínica y, en caso que no pueda, que lo haga su abogado, familiar o persona designada.
  • A dar su consentimiento informado para el tratamiento que se proponga, incluidas las internaciones, una vez recibida la información correspondiente y explicadas todas las alternativas terapéuticas.
  • A que la internación sea considerada el último recurso y se priorice el tratamiento en espacios comunitarios.
  • A que en caso de internación involuntaria, la misma sea controlada judicialmente y el usuario sea asistido por un abogado.

Ley Nacional de Salud Mental

Si necesitás asesoramiento, podés llamarnos al (011) 5300- 4000, int. 76078 o 76603, de lunes a viernes de 10 a 17, o escribinos a dir.pdrc@jus.gov.ar.