Cuidado del agua de las piletas


Es posible que en el agua de las piletas y piscinas se desarrollen bacterias, hongos y algas que podrían ocasionar diversos problemas de salud. Para disfrutar del agua en forma saludable, te informamos cuáles son los productos a utilizar.

Es importante mantener el agua de la pileta o piscina en buenas condiciones, porque sino podría transmitir enfermedades como otitis, conjuntivitis y algunos malestares intestinales. Para prevenir que se generen hongos y bacterias y mantener el agua segura, hay distintos productos que se pueden utilizar según el tipo de pileta.

Todos estos productos deben aplicarse en ausencia de personas en la pileta y el agua debe ser circulada luego de su aplicación. Además, recordá mantener estos productos fuera del alcance de niños, niñas y mascotas.

Cloro

El cloro mantiene el agua libre de bacterias, ya que su función es destruirlas. Sin embargo, tan importante como aplicarlo es utilizar la cantidad de adecuada.

Teniendo en cuenta el volumen de agua que contenga la pileta, se mide la cantidad de cloro y después se aplica. El nivel debe mantenerse en 2 partes por millón (ppm). No es aconsejable que poner demás, porque podría resultar tóxico para las personas y tampoco menos de lo recomendado porque puede permitir el desarrollo de bacterias.

Luego de la aplicación, debes controlar regularmente que su nivel no sea muy alto o bajo. Para eso podes utilizar las tiras de prueba que miden su presencia.

Reguladores del pH del agua

En las piletas de natación es importante controlar el pH del agua al menos una vez por semana, utilizando el kit de medición. Este valor influye directamente en la efectividad del cloro.

El pH debe encontrarse en un valor de 7,2 a 7,6. Si el pH es mayor o menor a esos valores, la efectividad del cloro disminuye.

En los casos en que el pH no se encuentre en los niveles adecuados, podés utilizar un producto incrementador (alcalinizante) o reductor (acidificante) del mismo.

Alguicidas o eliminadores de algas

Este producto se utiliza para eliminar las algas presentes en la piscina, que provocan que el agua se torne verdosa y que las paredes y el fondo de la pileta se vuelvan resbaladizos.

Es necesario agregar periódicamente la dosis adecuada de alguicida en la pileta, sobre todo cuando se renueva el agua.

Floculantes

También llamados coagulantes o clarificadores, se utilizan cuando el agua se ha vuelto turbia por la presencia de partículas del aire. Los floculantes aumentan el tamaño de esas partículas y provocan que caigan al fondo de la pileta, para facilitar su limpieza mediante el uso del barrefondos.

Listado de productos para tratamiento de aguas de piscinas

Recomendaciones

Todos los productos para piscinas son regulados por la ANMAT y se encuadran como domisanitarios (o productos de uso doméstico). Al momento de comprarlos, asegurate de que en su etiqueta figure el número de registro nacional de establecimiento (RNE) y el número de registro nacional de producto de uso doméstico (RNPUD).
Para asegurar la efectividad de estos productos, respetá estrictamente las indicaciones de la etiqueta, en cuanto a medidas, precauciones y condiciones de almacenamiento.