Programa TeleCovid


El Programa TeleCovid tiene por objeto la atención a distancia de casos sospechosos o confirmados de COVID-19 y de las personas que forman parte de los grupos de riesgo (mayores de 65 años, enfermos crónicos, inmunosuprimidos, con capacidades diferentes, embarazadas, puérperas, menores de 0 a 1 años), que están en condiciones de cumplir su aislamiento social, preventivo y obligatorio, en domicilio.

La atención a distancia implica que el equipo de salud llega a la casa de la persona/paciente que tiene indicación de aislamiento social, preventivo y obligatorio para asistirlo y monitorearlo a través de distintos medios tecnológicos.

Así, el sistema sanitario llega a tu casa y cumple su objetivo de brindarte una cobertura de salud equitativa y de calidad, evitando la circulación colectiva, optimizando el uso de los recursos hospitalarios.

¿Qué es una teleconsulta?

Cuando hablamos de teleconsulta o consulta a distancia nos referimos a que por intermedio de estas herramientas que nos brinda la tecnología hemos de llegar a tu casa y, así, como cuando vas al consultorio de tu médico o del hospital, ahora ese consultorio lo tenemos de manera virtual.

¿Qué es un consultorio virtual?

Es un espacio en el cual un médico atiende a sus pacientes por medio de Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) en tanto no se requiera la modalidad presencial. De esta manera no te movés de tu domicilio y tenés más cerca la atención del profesional.

Una excelente forma de cuidarte, cuidarlo y cuidarnos entre todos.

En esta época de pandemia, contamos con medios de comunicación seguros y efectivos que permiten ofrecer un tratamiento y seguimiento adecuado de los casos sospechosos o confirmados de COVID 19 o quienes por su condición de pertenecer a grupos DE RIESGO, más lo necesitan, minimizando el riesgo de transmisión de la enfermedad.

Cómo tenés que hacer para acceder a esta modalidad de atención ante la sospecha o confirmación de infección de COVID 19 o si sos parte de un grupo vulnerable

Si te encontrás aislado (caso positivo) o en cuarentena (aislamiento social, preventivo obligatorio) por COVID-19 o pertenecés a algún grupo DE RIESGO y precisás recibir atención y seguimiento por parte de personal de salud entrenado en asistencia remota deberás seguir los siguientes pasos:

  • a. Realizá la llamada a la central telefónica dispuesta por tu jurisdicción, de allí se te derivará al establecimiento de salud.

  • b. El personal del equipo de salud confirmará telefónicamente, a través de un breve cuestionario, tus síntomas y antecedentes de salud.

  • c. De acuerdo a las respuestas obtenidas, el personal de salud determinará si es un caso clínico que requiere el seguimiento a distancia.

  • d. Si fuera así, se te informará sobre el uso de tecnología web para realizar la teleconsulta y se procederá a la lectura del consentimiento informado a través del cual aceptarás o no la modalidad de comunicación a distancia. Si aceptás, seguirás con el siguiente paso. Si no aceptás, terminará el encuentro.

  • e. A continuación, el personal de salud te solicitará tus datos (nombre completo, DNI, e-mail, número de celular y teléfono fijo, y algún contacto alternativo) y procederán a explicarte a cómo será la comunicación por videoconferencia.

  • f. Se acordará una cita virtual (fecha y hora) y se te enviará el enlace web (en otras palabras, la dirección virtual) desde donde se abrirá el consultorio virtual, usando cualquier dispositivo móvil (celular, notebook).

  • g. Por último, se establecerán nuevas teleconsultas, de acuerdo a la necesidad que el equipo de salud considere pertinente. Algunas consideraciones al respecto:

    • Siempre se te requerirá el consentimiento informado, que es tu derecho como paciente, a recibir por parte del equipo de salud toda la información respecto de lo que esta práctica implica. Asimismo, a modo de definición, el consentimiento informado es la declaración de voluntad suficiente efectuada por la persona/paciente, o por sus representantes legales, que se emite luego de recibir, por parte del profesional interviniente, información clara, precisa y adecuada con respecto a los alcances de la modalidad de teleconsulta por COVID-19.
    • Las consultas a distancia se realizan a través de un sistema de videoconferencia web (en tiempo real) seguro y sencillo o cualquier otra vía de comunicación que la jurisdicción disponga y que será registrada en la Plataforma Nacional COVID -19, previa lectura y aceptación del consentimiento informado.
    • Esta teleconsulta no durará más de 15 minutos.

¿Qué necesitás para poder realizar una teleconsulta?

Para realizar la teleconsulta por videoconferencia es necesario que tengas una conexión a Internet, una computadora adecuada con capacidades de audio y video, y dispositivos de transmisión.

Te recomendamos usar conexiones rápidas y estables a Internet y banda ancha (ADSL, fibra óptica, cable, 4G o similar; al menos 1 MB / 300 kb).

Es importante que no tengas otras aplicaciones abiertas que interfieran con la velocidad de la conexión a Internet o la comunicación.

Finalmente, es muy recomendable que tengas un teléfono disponible (sea fijo o celular), en caso de que se interrumpa la comunicación de la video llamada.

Al momento de la teleconsulta, te aconsejamos tomar los siguientes recaudos:

  • Debés elegir un espacio privado, adecuado para la teleconsulta, tratando de que no haya ruidos que puedan interferir en la comprensión del mensaje del médico.

  • Es imprescindible que verifiques, antes de iniciar la teleconsulta, tener descargada la aplicación necesaria para la videoconferencia y que tanto la cámara como el micrófono funcionen para esa aplicación.

Teléfonos del programa TeleCovid