Presidencia de la Nación

Gestión de residuos radiactivos y combustibles gastados

Comisión Nacional de Energía Atómica

Acerca de los residuos radiactivos


Los residuos radiactivos son materiales que contienen o están contaminados con sustancias radiactivas para los cuales no está previsto ningún uso futuro y que por su nivel de actividad no pueden ser dispersados en el ambiente. Los residuos radiactivos, entonces, son aquellos que contienen elementos inestables y emiten energía en forma de partículas y de radiaciones electromagnéticas. A medida que esa energía es liberada, la radiactividad disminuye. Algunos residuos dejarán de ser radiactivos en horas o días, pero en otros casos esos períodos pueden prolongarse por muchos años.

La gestión comprende una serie de etapas necesarias para definir y llevar adelante el tratamiento, el almacenamiento y la disposición de los residuos. En todos los casos, el objetivo último de la gestión de los residuos radiactivos es confinarlos y aislarlos por el tiempo necesario y en condiciones tales que no impliquen un riesgo radiológico inaceptable para las personas ni para el ambiente.

La gran mayoría de los residuos radiactivos que generan las actividades nucleares son de nivel bajo: se trata de elementos comunes (como guantes, guardapolvos, cubrezapatos, o diversos instrumentos de laboratorio) contaminados con radiación y utilizados en actividades investigativas, médicas o productivas, en las que se emplean materiales radiactivos. Un porcentaje muy pequeños de todos los residuos de este tipo son de nivel medio o alto de radiactividad.

Buena parte de los residuos radiactivos son generados en las centrales nucleares, en tareas habituales de operación. Otra parte de los residuos radiactivos proviene de los procesos productivos necesarios para fabricar los combustibles nucleares (algunas de cuyas etapas son llevadas adelante por la CNEA, y otras por las empresas de capital mixto, CONUAR –Combustibles Nucleares Argentinos- y FAE –Fábrica de Aleaciones Especiales- emplazadas en el Centro Atómico Ezeiza). También generan residuos de tipo radiactivo algunas aplicaciones industriales y médicas, tanto para diagnóstico como para tratamiento de enfermedades.

El objetivo de la gestión de estos residuos es su confinamiento y aislamiento por el tiempo necesario y en condiciones tales que no impliquen un riesgo radiológico inaceptable para las personas ni para el ambiente.

Scroll hacia arriba