Recomendaciones para evitar la transmisión del COVID-19 por aerosoles


A continuación, se presentan, de manera resumida, recomendaciones para reducir el riesgo de transmisión de COVID-19 por aerosoles, elaboradas conjuntamente entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Ministerio de Salud, con valiosos aportes de investigadores de universidades públicas y del CONICET. También se pueden consultar las consideraciones sobre la ventilación de ambientes y medición de CO2.

Cuando compartimos el espacio (interior o exterior) con personas con las que no se convive:

  • Usar barbijo o tapaboca casero de al menos 3 capas de tela, respirable con buen ajuste a toda la cara. (Ver uso correcto de barbijo)
  • Mantener la mayor distancia posible, como mínimo de 2 metros.
  • Evitar aglomeraciones.
  • Toser y estornudar en el pliegue del codo.
  • Trasladar las actividades, dentro de lo posible, al aire libre, sin olvidar el distanciamiento y el uso correcto del barbijo/tapabocas.

Además, en ambientes interiores:

  • Procurar que haya la menor cantidad de personas durante el menor tiempo posible. Se recomienda un aforo menor a 1 persona cada 2,25 a 4 m2 (con distancia entre ellas de 1,5-2 m).
  • Reducir la ocupación en los ambientes donde no se pueda aumentar la ventilación exterior.
  • Ventilar siempre, todo lo que sea posible, de manera continua. Las normas internacionales para salas comunes, residencias y aulas recomiendan el ingreso al ambiente de 12,5 litros / segundo de aire exterior por persona.
  • Abrir las puertas y ventanas exteriores, idealmente con ventilación cruzada (ventanas y puertas en lados opuestos) y de manera continua.
  • En escenarios de bajas temperaturas, para una correcta ventilación, mantener abiertas las ventanas como mínimo 5 cm de manera constante.
  • En el auto, abrir una ventanilla de adelante y una ventanilla de atrás, del lado contrario (por ejemplo, ventanilla derecha delantera y ventanilla izquierda trasera), por lo menos 5 cm.
  • En el colectivo, abrir como mínimo una ventanilla en la parte de adelante y otra en la parte de atrás, de lados opuestos.
  • Hacer funcionar los sistemas centrales de ventilación, calefacción o aire acondicionado en los edificios que exista. Los sistemas deben funcionar desde 2 horas antes con el mayor recambio de aire exterior y hasta 2 horas después de que se ocupe el edificio.
  • Utilizar extractores para remover el virus por desplazamiento del aire hacia el exterior.
  • Utilizar ventiladores que incrementen la velocidad de intercambio del aire interior-exterior con ventanas y/o puertas abiertas. Evitar ubicar los ventiladores de manera tal que puedan provocar que el aire contaminado fluya directamente de una persona a otra.
  • Flexibilizar los criterios de confort con el fin de obtener un máximo ingreso de aire exterior.

Se recomienda realizar al aire libre, manteniendo la mayor distancia posible, las actividades grupales con mayor riesgo de contagio:

  • Hablar en voz alta.
  • Comer.
  • Cantar o usar instrumentos de música.
  • Deportes/actividad física (evitar deportes de contacto).