Guarda de células de cordón


Cuando la guarda de la sangre de cordón umbilical es realizada en un banco público el procedimiento es gratuito para la familia donante y está destinada a cualquier paciente que la necesite y para la cual resulte apta, en Argentina o en cualquier lugar del mundo. La donación es completamente altruista.

En Argentina existe el Centro Regional de Hemoterapia - Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical de Referencia Nacional del Hospital Dr. JP. Garrahan. Todos los procedimientos operativos del banco público se realizan dentro de las Buenas Prácticas de Manufactura, y está habilitado por la autoridad local (INCUCAI). Además, está acreditado y aprobado por las entidades de referencia internacionales (Advancing Transfusion for Cellular Therapies Worldwide, Bone Marrow Donor Worldwide, National Marrow Donor Program de EEUU).

Los bancos privados cobran una suma de dinero por el proceso que implica la colecta, guarda y conservación anual de la sangre de cordón umbilical y para ello firman un contrato con los padres.

Almacenar estas células en forma privada, para uso personal o familiar no constituye ninguna garantía para terapias futuras ya que la unidad puede no reunir los requisitos de calidad, puede no resultar apropiado utilizarla para una enfermedad particular, no ser adecuada para otro miembro de la familia (por no ser compatible, por ejemplo), o ante el eventual caso de ser necesitada, el contenido en células madre guardadas podría no ser suficiente o apto para el tratamiento indicado.

Actualmente, las células madre de sangre de cordón umbilical poseen cualidades terapéuticas similares a las de médula ósea: solo pueden ser utilizadas para tratar enfermedades de la sangre. No existe evidencia clínica que muestre que estas células sean eficaces en el tratamiento de otras enfermedades como Parkinson, Alzheimer, diabetes, entre otras. Almacenar la sangre de un hijo propio solo es aconsejado cuando en la familia hay otro niño que tiene o tuvo una enfermedad que pudiera ser tratada con trasplante de médula ósea.

Todo lo señalado, descarta la posibilidad de definir a estas células de la sangre de cordón umbilical como un “seguro biológico” para el futuro niño.