Corbeta ARA "Rosales" (P-42)


Desplazamiento 1,790 tn. a plena carga.
Dimensiones Eslora: 91,2 mts. - Manga: 11,1 mts. - Calado: 4,5 mts.
Propulsión 2 motores Semt-Pielstick 16 PC2-5 V 400 diesel, 20.400 HP., 2 hélices.
Velocidad 27 nudos.
Autonomía 4.000 millas náuticas a 18 nudos.
Tripulación 100 tripulantes.

Corbeta ARA "Rosales"

Construida para la Armada Argentina en el Astillero Río Santiago, con licencia y materiales provistos por el Astillero Blohm + Voss de Alemania, según contrato del 1º de agosto de 1979. Su quilla se colocó el 1º de abril de 1981 y fue botado el 4 de marzo de 1983.

El buque fue recibido del astillero constructor por parte de la Armada Argentina el 14 de noviembre de 1986, en una ceremonia en la que se afirmó nuestro pabellón a su bordo.

Luego de la puesta a punto operacional la unidad, se incorporó a la Flota de Mar el 24 de marzo de 1987, donando su Pabellón de Guerra la comuna del Partido de Coronel de Marina Leonardo Rosales.

Desde su incorporación, la unidad ha participado satisfactoriamente de innumerables actividades destacándose por su trascendencia en la defensa de los intereses de la Nación, y participando de la vigilancia y control del mar; y en diferentes operativos nacionales e internacionales tales como Fraterno, Atlasur y Unitas.

Corbeta ARA "Rosales"

Descripción heráldica

El escudo está integrado en un campo con tres elementos heráldicos naturales: el Mar, el Águila Marina y la Cruz del Sur.

El Mar con olas encrespadas, representa la rudeza de los elementos que el buque deberá vencer para cumplir sus misiones.

Su esmalte AZUR (azul) representa el sentido de justicia, celo y lealtad que imperará en todos los actos de la tripulación.

El Águila Marina, en SABLE (negro), representa el poder soberano y el dominio de las aguas navegadas. Este elemento heráldico fue tomado del escudo del Destructor A.R.A. “Rosales”, que prestó destacados servicios en la Flota de Mar desde 1961 hasta 1980.

La Cruz del Sur, en ORO (amarillo), representa la nobleza, la constancia y la sabiduría del Coronel de Marina D. Leonardo Rosales, héroe argentino en innumerables combates navales, de quien el propio Almirante Brown expresó, durante el combate de Quilmes: “No conozco más valientes que Brown, Espora y Rosales”.