“El mercado externo valora la argentinidad de nuestras alfombras”




Cuando estaba por cumplir 40 años, Fernando Bach dejó su trabajo en hotelería y se fue al Norte del país a visitar a su familia. En Tucumán conoció a una unos tejedores de lana artesanal que le contaron que solamente podían vender sus productos en períodos vacacionales. Fernando les compró una tanda de tejidos que luego revendió en una feria en Buenos Aires. Así nació en 2005 Elementos Argentinos, una empresa de alfombras artesanales fabricadas en telar que hoy trabaja junto a 135 familias del Norte y exporta a Australia, Nueva Zelanda, Irlanda, Francia, Estados Unidos, Canadá y Brasil.


“A pesar de que siempre hicimos pequeños envíos al exterior, la estrategia de exportación comenzó recién en 2017. En el mercado local somos una empresa sólida que ya es conocida, pero la exportación nos daba la sensación de que era algo muy complejo y lo íbamos relegando”, dice Fernando, que dirige la empresa junto a su socio Pablo Mendívil.





Las alfombras tejidas comenzaron a venderse en cantidad en el exterior cuando Elementos Argentinos fue distinguido por el Sello Buen Diseño en 2017. Fernando y Pablo recibieron además la capacitación de un experto en exportación por el programa Exportar Buen Diseño. “El programa nos cambió la cabeza: entendimos que el mercado local se inclina a los diseños contemporáneos y que el externo valora más los étnicos en los que se nota la argentinidad del producto”, cuenta Fernando.





En febrero de este año la empresa recibió la certificación internacional B, de B Corporation, una ONG de Estados Unidos que evalúa la sustentabilidad de la producción. Los procesos productivos de Elementos Argentinos fueron evaluados durante un año: desde el esquema de trabajo con los artesanos hasta el consumo eléctrico y la política de manejo de desechos peligrosos de la empresa. “Esta certificación es clave para insertarse en el mercado escandinavo, en el norte de Estados Unidos o en Canadá, donde lo sustentable es muy valorado”, dice Fernando.

Lo primero que hay que hacer es informarse: hay un montón de herramientas y capacitaciones disponibles, la mayoría gratuitas.

Fernando Bach



Este año Elementos Argentinos va a su vez a vender en el exterior con Sur Design, un grupo exportador de empresas de diseño argentino contemporáneo, creado con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional. “Lo primero que hay que hacer es informarse: hay un montón de herramientas y capacitaciones disponibles, la mayoría gratuitas. Y después lo importante es no esperar resultados mágicos ni rápidos. Hay que trabajar mucho para que confíen en tu producto en el exterior”, recomienda Fernando.