Mujer, Género y comunicación


El ejercicio ciudadano actualmente no remite sólo a disponer de derechos políticos, civiles y sociales, sino a participar en condiciones de mayor igualdad en el intercambio comunicativo, en el manejo de la información, en el respeto a la diversidad y las identidades regionales y en el acceso al espacio público.

Las nuevas tecnologías de la información, la capacidad de gestión de los medios y recursos, el acceso de las mujeres a las decisiones comunicacionales, la comprensión de los procesos de producción y de recepción de los mensajes y las relaciones entre varones y mujeres que se establecen en el proceso comunicacional, entre otros, son aspectos fundamentales que guían las acciones abordadas desde este organismo, apuntando no sólo al cambio del discurso sino al empoderamiento por parte de las mujeres de la producción y de la intelección de los mensajes.

Al decir de Caroline Moser, los programas destinados a las mujeres que tienen perspectiva de género son aquellos en los que se atienden no sólo las necesidades prácticas sino a las necesidades estratégicas, aquellas que apuntan a la modificación de una situación de dominación y dependencia. Desde este eje, es posible generalizar y afirmar que es necesaria una profunda transformación en todos los ámbitos de la sociedad y este cambio debe afectar esencialmente el campo de la comunicación.

Desde su creación el Instituto ha tenido la preocupación de enmarcar sus actividades dentro de una concepción integral de la comunicación-género que apunta más allá de los "enunciados" y de los "discursos" y que nos conecta con la esfera del poder.

Comunicación desde una perspectiva de derechos humanos

Cuando pueden gozarse en igualdad, los derechos humanos permiten emplear y desarrollar las capacidades humanas: la inteligencia, el talento y la conciencia; satisfacer las necesidades espirituales y materiales de las personas y fomentar el desarrollo de una democracia participativa, inclusiva, equitativa y basada en derechos.

La desinformación, la información errónea, la reproducción de estereotipos y falsos conceptos pueden perpetuar las desigualdades. Y -junto a otras causas diversas y complejas- actúan como barrera para el avance social que precisa de la adopción de prácticas preventivas y la detección temprana de las situaciones de discriminación y violencia para promover valores y respeto a los derechos humanos.

En las sociedades de masas, los medios de comunicación dan significado y validan las conductas, asociándolas a roles y estereotipos de género establecidos. Contribuyen así a conformar la construcción social de lo femenino y lo masculino. Por eso, en la IV Conferencia Mundial de la Mujer en Beijing (1995) se consideró a los medios de comunicación como una de las 12 áreas de especial interés para conseguir el objetivo de lograr igualdad de oportunidades para hombres y mujeres.

La promoción de la participación de diversas organizaciones e instituciones en la construcción de su propio discurso sobre este tema es fundamental para reflejar las realidades locales y trabajar haciendo de ellas un valor. Contribuir a la sensibilización de la sociedad respecto de la desigualdad de género y la violencia contra las mujeres es un compromiso que debemos asumir todos en forma conjunta.

Desde el Instituto Nacional de las Mujeres trabajamos para:
  • Promover una política comunicacional de alcance federal que instale la temática de la equidad de género en la agenda pública y difunda los derechos y recursos que asisten a las mujeres.
  • Organizar y ejecutar un sistema de información como red de conexión con instituciones gubernamentales y no gubernamentales dedicadas a la temática específica en los distintos niveles jurisdiccionales.
  • Diseñar estrategias de comunicación y difusión y los instrumentos de articulación entre el Instituto y los medios masivos de difusión.
  • Viabilizar el reclamo, ante las representaciones sociales discriminatorias, sexistas, estereotipadas o denigratorias para con las mujeres en los medios masivos de difusión.
  • Difundir y promocionar el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información (TIC), en los aspectos que incidan en el desarrollo de las mujeres y en la construcción de la equidad de género.
De lo local a lo federal

El Instituto ha realizado intervenciones de carácter institucional con el fin de crear y fortalecer Áreas Mujer Provinciales y Municipales, para consolidarlas como motores de cambio para la equidad, pilar de nuestra democracia.

El Programa de Fortalecimiento institucional de las Áreas Mujer Provinciales y Municipales y Organismos de las Sociedad Civil favorece la inclusión de las miradas e intervenciones de las Organizaciones Gubernamentales y las Organizaciones de la Sociedad Civil que contribuyen a la ampliación de los espacios de participación y construcción ciudadana de las mujeres.

Como complemento a la línea de trabajo abierta a propuestas para comunicación y difusión que viene trabajando el Programa de Fortalecimiento Institucional, el Instituto Nacional de las Mujeres colabora con las Áreas Mujer Provinciales para trabajar en conjunto e impulsar una Campaña Federal de Sensibilización Permanente con el objeto de impulsar la transformación sociocultural basada en la plena e igualitaria participación de las mujeres en la vida social, económica y cultural.

Consideramos indispensable trabajar en conjunto con las Áreas Mujer Provinciales y Municipales, los Organismos de las Sociedad Civil y los medios locales y nacionales de comunicación para lograr una estrategia de comunicación común que aporte desde lo local y dé cohesión a lo federal.

Estrategia comunicativa del Instituto Nacional de las Mujeres

La producción de significados tiene dos modos de realización fundamentales:

  • A través de la producción, difusión y recepción de mensajes que tengan un componente movilizante, no solo que convoquen a difundir a los medios y ciudadanos que los reciban, si no que inviten a realizar acciones que impliquen participación colectiva real y generen debate social sobre la temática de la igualdad de derechos y oportunidades.
  • A través de la vinculación y articulación con distintos sujetos y actores sociales.
    Estos dos caminos, articular actores y sujetos y elaborar y difundir mensajes son parte de la estrategia comunicacional del INAM, formulada desde las políticas de Estado de este organismo y desde sus ejes rectores: descentralización, federalización, intersectorialidad.

Es necesario tener en cuenta que la acción comunicativa se enfrenta a la coyuntura, ya que permanentemente se producen hechos o acontecimientos que desde el Estado debe anticiparse o responder.

Instrumentos Comunicacionales
  • Gacetillas de Prensa, destinadas a los medios masivos de difusión (agencias de noticias, prensa, televisión y radio), a fin de informar sobre misiones y funciones del organismo, sobre aspectos coyunturales de la realidad política, social y económica y sobre adelantos en materia de derechos de las mujeres.
  • Identificación y repudio de contenidos discriminatorios, sexistas o denigrantes en la publicidad y en los medios e intervención para su rectificación o descargo. a través de la participación en el Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión.
  • Boletines Internos, destinados a las áreas del Instituto Nacional de las Mujeres, con el objeto de informar sobre actividades que se realizan en cada Dirección.
  • Informe de Noticias, dirigido a las áreas de prensa ministeriales y de organismos estatales, a fin de informar sobre la temática y sobre las actividades realizadas en torno a la misma.
  • Folletería, afiches y materiales de difusión, en coordinación con las diversas direcciones y áreas del Instituto así como con otros organismos del estado o de la sociedad civil.
  • Producción de informaciones confiables para difundir los avances y dificultades que se registran en la situación nacional en todas las esferas, en conjunto con organizaciones civiles y organismos oficiales.
  • Organización y participación en talleres, charlas, encuentro en todo el país; en articulación con organismos gubernamentales, nacionales, provinciales y municipales y con distintos actores de la sociedad civil, asociaciones de mujeres, ONGs, universidades. Donde además recopilamos y entramos en diálogo directo con las preocupaciones y necesidades comunicativas de los diversos ámbitos donde se trata la temática relacionada con cuestiones de género.
  • Sitio de Internet y redes sociales interactivas de acceso masivo como soporte de intercambio de insumos e información entre las áreas que integran el Instituto Nacional de las Mujeres y espacio de consulta y contacto con la ciudadanía y los medios de comunicación.