Centro clandestino "La Escuelita de Famaillá"


La escuela

Fue construida entre 1972 y 1974, aunque no fue inaugurada como establecimiento educativo hasta 1978.

Desde febrero de 1975 y al menos hasta la fecha del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, sus instalaciones fueron utilizadas como centro clandestino de detención de hombres y mujeres perseguidos por razones políticas en el marco del plan sistemático de terror y exterminio que se inició en Tucumán con el Operativo Independencia y se prolongó y profundizó durante la última dictadura cívicomilitar (1976-1983).

La Escuelita de Famaillá señalizada

Circuito represivo

El plan genocida se organizó en Tucumán mediante el funcionamiento articulado de casi un centenar de centros clandestinos de detención que operaron en la Jefatura de Policía de Tucumán, la Brigada de Investigaciones y la Compañía de Arsenales “Miguel de Azcuénaga”; en las comisarías de Famaillá y Monteros; en los ex ingenios Nueva Baviera, Lules y Santa Lucía y en Chimenea de Caspinchango, Conventillos de Fronterita e Ingenio Fronterita, entre otros.

También varios establecimientos educativos como la Escuela de Educación Física y la Escuela de General Lavalle en Famaillá fueron destinados al alojamiento ilegal de detenidos.

Circuito de la represión en Tucumán