Acerca del Sistema Nacional de Farmacovigilancia


El Sistema Nacional de Farmacovigilancia (SNFVG), creado mediante la Resolución 706/1993 del ex Ministerio de Salud y Acción Social, es un mecanismo oficial que basa su labor en la notificación espontánea, voluntaria y confidencial de sospechas de reacciones adversas de medicamentos por parte de los profesionales de la salud.

Su objetivo principal es detectar, evaluar, comprender y prevenir efectos adversos y otros problemas relacionados con los medicamentos.

Dentro de la estructura de LA ANMAT, el Departamento de Farmacovigilancia depende de la Dirección de Evaluación y Registro de Medicamentos (DERM) y funciona como Efector Central del Sistema Nacional de Farmacovigilancia.

Acciones

Cuando un medicamento es autorizado por la autoridad sanitaria y se inicia su comercialización, comienza un seguimiento para obtener información sobre su seguridad, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Esta actividad es llevada a cabo por la autoridad regulatoria (a través de sus sistemas de farmacovigilancia) y por el laboratorio farmacéutico que elabora el medicamento.

La información que se genera a partir de las notificaciones de eventos adversos recibidas puede ser utilizada para múltiples acciones, entre ellas:

  • Incluir nuevos efectos adversos.
  • Determinar medidas restrictivas en la dispensación de un medicamentos o acentuar las ya existentes.
  • Restringir los usos terapéuticos.
  • Ampliar o incorporar advertencias.
  • Suspender la comercialización de un medicamento de forma temporaria o definitiva.