El manejo del fuego involucra todas aquellas acciones requeridas para proteger del fuego a los bosques, pastizales y otro tipo de vegetación, así como su uso de acuerdo con los objetivos de manejo de las tierras. Las acciones tienen que responder a una planificación estratégica, teniendo en cuenta factores tales como los probables efectos, los valores en riesgo y los costos. El manejo del fuego exitoso depende de una gestión eficiente de la prevención, detección, presupresión y supresión de incendios.

Cómo funciona operativamente el sistema de manejo del fuego

Tiene tres niveles operativos:

Primer nivel
Actuación jurisdiccional.
Segundo nivel
Actuación regional.
Tercer nivel
Actuación extrarregional, con coordinación nacional.

A ellos se suma el apoyo al combate, de naturaleza meteorológica, a través de pronósticos especialmente elaborados para incendios activos.