El manejo del fuego involucra todas aquellas acciones requeridas para proteger del fuego a los bosques, pastizales y otro tipo de vegetación, y el uso del mismo de acuerdo con los objetivos de manejo de las tierras. Las acciones tienen que responder a una planificación estratégica, teniendo en cuenta factores tales como los probables efectos del fuego, los valores en riesgo y los costos. El manejo del fuego exitoso, depende de una gestión eficiente de la prevención, detección, presupresión y supresión de incendios.

Organización institucional

El Sistema Federal de Manejo del Fuego (SFMF), creado en el año 2013 mediante la Ley 26815, actúa en la órbita del Ministerio de Seguridad, de acuerdo al artículo 6° del Decreto 746/2017, y está integrado por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Administración de Parques Nacionales, las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a través de los organismos que determinen.

El Ministerio de Seguridad es la autoridad de aplicación de la Ley 26.815, y es responsable de las tareas de respuesta operativa del combate del fuego, mientras que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, de lo concerniente a la prevención de incendios y monitoreo de las condiciones de peligro ambiental.

Cómo funciona operativamente el sistema

Tiene tres niveles operativos, a saber:

Primer nivel
Actuación jurisdiccional.
Segundo nivel
Actuación regional.
Tercer nivel
Actuación extrarregional, con coordinación nacional.

A ellos se suma el apoyo al combate, de naturaleza meteorológica, a través de pronósticos especialmente elaborados para incendios activos.


Ley 26815

Decreto 746/2017