Estrategia nacional de educación ambiental


Estrategia nacional de educación ambiental

Es propio de nuestro tiempo el reconocimiento de múltiples y diversos problemas ambientales que se articulan como emergentes del modelo de desarrollo que estamos sosteniendo. La crisis ambiental se manifiesta en los contextos locales, regionales y mundiales poniendo en evidencia los profundos conflictos que derivan de la expansión del mercado como ideología, su impacto en la organización social y en las profundas modificaciones en los hábitos de consumo actuales. Todo esto configura un amplio espectro de diferentes órdenes materiales y simbólicos que nos interpela como sociedad contemporánea.

En este contexto, la educación ambiental se constituye en un componente fundamental orientado a la búsqueda de caminos alternativos que posibiliten la construcción de una sociedad diferente, justa, participativa y diversa.

En el convencimiento de esto, y de que la educación ambiental es un proceso de formación de ciudadanos activos en la construcción de una sociedad democrática y solidaria, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación creó en 2006 la Dirección de Educación Ambiental.

Desde esta Dirección, se busca discutir el sentido de los procesos educativo ambientales emprendidos desde los diversos espacios provinciales y municipales, así como promover que las prácticas educativo ambientales se configuren como espacios de discusión crítica, con el fin de incentivar y apoyar los procesos de cambio tendientes a un desarrollo sustentable.

Con el fin de orientar, consensuar y articular las acciones que se concretan en las diferentes regiones del país, se trabaja en el marco de una Estrategia Nacional de Educación Ambiental (ENEA).