Diversidad genética

¿Qué es la diversidad genética?

La diversidad genética es la variedad en la composición de los genes que se manifiesta entre los individuos de una misma especie.

La muy significativa biodiversidad que caracteriza a la Argentina se expresa en la riqueza de sus recursos genéticos. Este patrimonio es estratégico para impulsar un desarrollo productivo sostenible, por lo que resulta fundamental garantizar su conservación a través de un uso sostenible, con una participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización.

La diversidad genética de los individuos resulta fundamental para la supervivencia de la especie a largo plazo. Si ella se reduce en una población, indefectiblemente disminuye su capacidad de adaptarse ante potenciales cambios ambientales. Una disminución puede deberse a una reducción de la cantidad de individuos o bien a la fragmentación del hábitat. Mantener la variabilidad genética es vital para responder exitosamente a las presiones ambientales de selección, habilitando a los procesos evolutivos.

La información y las respuestas contenidas en la diversidad de recursos genéticos de las especies silvestres es un valor estratégico clave para la producción de alimentos, medicamentos y otros productos fundamentales para el desarrollo humano.

Acceso y beneficios de uso

El acceso a los recursos genéticos y el reparto justo y equitativo de los beneficios que se deriven de su uso.

La Argentina es signataria del Protocolo de Nagoya desde 2011. Este Protocolo es un acuerdo que nace a partir de la histórica reivindicación de los países en desarrollo para garantizar el reparto justo y equitativo de los beneficios que se obtienen de la explotación de los recursos genéticos.

El objetivo final del Protocolo es que los recursos genéticos que son utilizados por empresas u organismos (pertenecientes o no al país de origen de esos recursos) produzcan también beneficios al país de donde fueron extraídos esos recursos genéticos.

Asimismo, pretende generar los incentivos para la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, fundamentalmente debido al hecho de que la conservación de las especies y su diversidad genética constituyen un instrumento para el desarrollo con inclusión social.


Descargas

PROTOCOLO DE NAGOYA (1.6 Mb)

  Descargar archivo