Incidencia Social Económica


¿Cuánto aporta la AF a la producción agroindustrial?
El 75 % de las explotaciones agropecuarias en Argentina se conforman por Agricultores Familiares. Se trata de un sector flexible para permanecer en la producción al no necesitar un fondo de salario permanente. Posee la capacidad para adecuar su consumo e inversión a las oscilaciones de los ingresos. Y tiene la habilidad para reconvertir sus actividades productivas de acuerdo a las demandas del mercado.
Su principal potencial radica en cuatro aspectos principales:
Generación de divisas a la economía general del país y a las economías regionales a través de su contribución en producción primaria.
Abastecimiento de alimentos frescos de alto valor nutricional a la población (carnes, verduras y frutas), pudiéndose comercializar en forma directa al consumidor, produciendo impacto diferenciado de precios, (ferias locales, barriales y mercados de cercanía).
Generación de empleos en ciclo productivo (siembra, cosecha, tareas culturales) y post productivo (transporte, insumos, empaque).
Autoconsumo de alimentos aportando a la seguridad alimentaria de las familias productoras en torno a los nutrientes cítricos, (fundamentalmente relevante en épocas de crisis económica) contribuyendo a abordar las causas subyacentes de la migración a ciudades.