Objetivos de Desarrollo Sostenible


Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron aprobados en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible realizada en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York en septiembre de 2015, a través de la iniciativa internacional “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (A/RES/69-315)”, como un medio para ampliar los logros alcanzados con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), instando a todos los países a adoptar medidas para promover la prosperidad al tiempo que protegen el planeta.

Los Estados Nacionales miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobaron en dicho documento 17 Objetivos y 169 Metas que deberán ser cumplidos al año 2030. Los ODS reconocen que las iniciativas para acabar con la pobreza deben ir de la mano de estrategias que favorezcan el crecimiento económico y aborden una serie de necesidades sociales, entre las que cabe señalar la educación, la salud, la protección social y las oportunidades de empleo, a la vez que luchan contra el cambio climático y promueven la protección del medio ambiente.

A pesar de que los ODS no son jurídicamente vinculantes, los países que adhieren a la Agenda 2030 deben adoptar los objetivos como propios, y establecer marcos nacionales para su logro.

En diciembre de 2015, el Gobierno argentino ratifica al Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNCPS), como organismo encargado de coordinar la aplicación y seguimiento de la Agenda 2030.

En marzo de 2016, se realizó en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto el lanzamiento de la iniciativa “Agenda Mundial del Desarrollo Sostenible 2030” donde se presentaron sus lineamientos.

En una primera instancia, Argentina consideró la indivisibilidad, integralidad y transversalidad de la Agenda para adaptarla al contexto nacional, por lo que incluyó a los 17 ODS y priorizó las 169 metas de acuerdo a los 8 grandes Objetivos de Gobierno (OGs) y sus 100 iniciativas prioritarias entre las que se destaca la eliminación de la pobreza.

La asignación de las metas a los distintos ministerios y organismos del Ejecutivo Nacional se orientó de acuerdo a sus respectivas competencias y objetivos. De este modo, cada uno de los “organismos responsables” tuvo al menos una meta a su cargo, inmediatamente vinculada con su mandato político-institucional.

Para la realización del trabajo interinstitucional, se convocaron seis comisiones de trabajo según áreas estratégicas conformadas por distintos ministerios y organismos. Estas comisiones fueron: Educación; Ciencia y Tecnología; Producción Agropecuaria Sostenible; Vivienda, Hábitat, Desarrollo Urbano e Infraestructura; Trabajo y Empleo y Protección Social. La Secretaría de Agroindustria forma parte de la Comisión de Producción Agropecuaria Sostenible, junto a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable y el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

En el marco del cumplimiento de la Agenda 2030, la Secretaría de Agroindustria, a través del Punto Focal en la Dirección de Producciones Sostenibles, es el Organismo responsable de la adaptación y seguimiento de las metas 2.3, 2.4 y 2.5 correspondientes al Objetivo N°2: “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible” y de la meta 12.3 del Objetivo Nº12: “Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”.

En ese sentido, procedió a realizar la adaptación de las Metas e indicadores internacionalmente propuestos buscando reforzar conceptos estratégicos como el desarrollo agroindustrial equilibrado y sustentable, la seguridad alimentaria, el arraigo territorial, las buenas prácticas agropecuarias con mejora progresiva de la calidad de los agroecosistemas, la inclusión de la ciencia y la tecnología al servicio de la producción sustentable para la alimentación y la agricultura, entre otros.

El trabajo con las metas asignadas, se enmarca en las misiones de la Secretaría de Agroindustria, que consiste en poner a la producción agropecuaria al servicio del desarrollo de la Nación a través de lineamientos estratégicos contribuyendo al cumplimiento de la Agenda 2030

El proceso de adaptación de las metas se desarrolló a nivel de las autoridades, de acuerdo a los lineamientos del CNCPS y en consideración con las prioridades políticas y estratégicas definidas para la órbita de incumbencia de la cartera. Para ello se consultó a expertos y referentes en las distintas temáticas y se buscó llegar a un producto final que refleje la integralidad, exhaustividad y especificidad de cada meta, sin dejar de lado los intereses y necesidades propias de nuestro país.

Una vez consensuadas y aprobadas las tres metas adaptadas del Objetivo Nº2, se definieron los indicadores, los cuales fueron pensados primordialmente para dar respuesta a la necesidad de seguimiento de las mismas.

Hasta el momento, se han elaborado 9 indicadores en colaboración con distintas áreas y organismos descentralizados de esta cartera así como también con la colaboración de otros Ministerios y organismos nacionales.

Posteriormente, la totalidad de la información fue validada por las autoridades de las Secretarías y Subsecretarías correspondientes, así como también por el área de Información y Estadística Pública.

Dado que el CNCPS mantiene abierto el proceso de definición de indicadores, se prevé la incorporación de nuevos indicadores a fin de ser exhaustivos en el seguimiento e implementación de acciones para el cumplimiento de las metas.

Es importante destacar que la FAO es la agencia de las Naciones Unidas que tiene bajo su custodia y responsabilidad el seguimiento e implementación de la Agenda global en relación a las metas vinculadas a la alimentación y la agricultura y los recursos naturales asociados a las mismas.

Dado que el Programa Nacional de Pérdida y Desperdicio de Alimentos es de incumbencia y competencia de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, Resolución Ministerial N° 392/15 se solicitó al CNCPS, la responsabilidad del seguimiento de la meta 12.3 del Objetivo 12, vinculada a la Disminución de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos en la República Argentina. Valoremos los Alimentos

Objetivo 2

PONER FIN AL HAMBRE, LOGRAR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y LA MEJORA DE LA NUTRICIÓN Y PROMOVER LA AGRICULTURA SOSTENIBLE

Metas e indicadores internacionales

Metas e indicadores adaptados Argentina

2.3: Para 2030, duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, en particular las mujeres, los pueblos indígenas, los agricultores familiares, los pastores y los pescadores, entre otras cosas mediante un acceso seguro y equitativo a las tierras, a otros recursos de producción e insumos, conocimientos, servicios financieros, mercados y oportunidades para la generación de valor añadido y empleos no agrícolas.

2.3: Para 2030, aumentar el potencial productivo con valor agregado mediante un desarrollo agroindustrial equilibrado y sustentable que logre una oferta exportable diversificada, resguarde la seguridad alimentaria y apoye a los pequeños y medianos productores y trabajadores rurales mediante el incremento de sus ingresos y la mejora de su calidad de vida favoreciendo el arraigo.

2.3.1. Volumen de producción por unidad de trabajo según el tamaño de la empresa agropecuaria.
2.3.2. Productividad total de todos los factores.
2.3.1 Porcentaje de valor agregado sobre la producción total del sector alimentos y bebidas (AyB).
2.3.3. Consumo per cápita de proteína animal (vacuna + porcina + aviar).
2.3.4. Cantidad de huertas familiares en funcionamiento.
2.3.5. Indicador Sintético de Diversificación al Agregado de Valor en Exportaciones de Alimentos y Bebidas (ISDE).
2.4: Para 2030, asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción, contribuyan al mantenimiento de los ecosistemas, fortalezcan la capacidad de adaptación al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos, las sequías, las inundaciones y otros desastres, y mejoren progresivamente la calidad del suelo y la tierra.2.4: Para 2030, procurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos mediante buenas  prácticas  agropecuarias  que aumenten la productividad y la producción, fortalezcan la capacidad de adaptación al cambio y la variabilidad climática, reduzcan el riesgo agropecuario y mejoren progresivamente la calidad de los agroecosistemas.
2.4.1. Porcentaje de la superficie agrícola cultivada siguiendo prácticas agrícolas sostenibles.
2.4.2. Cantidad de estaciones meteorológicas instaladas para el registro y archivo de variables agroclimáticas.
2.4.3. Porcentaje de superficie agrícola bajo riego respecto del total de superficie irrigable.

2.5: Para 2030, mantener la diversidad genética de las semillas, las plantas cultivadas y los animales de granja y domesticados y sus especies silvestres conexas, entre otras cosas mediante una buena gestión y diversificación de los bancos de semillas y plantas a nivel nacional, regional e internacional, y promover el acceso a los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales y su distribución justa y equitativa, como se ha convenido internacionalmente.

2.5: Para 2030, mantener la diversidad genética de las semillas, las plantas cultivadas y los animales de granja y domesticados y sus especies silvestres conexas, entre otras cosas mediante una buena gestión y diversificación de los bancos de semillas y plantas a nivel nacional, regional e internacional, y promover el acceso a los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos, incluyendo mediante la aplicación del conocimiento científico y tecnológico, y los conocimientos tradicionales y su distribución justa y equitativa, como se ha convenido internacionalmente.
2.5.1. Índice del enriquecimiento de los cultivos mediante colecciones ex situ.
2.5.2. Porcentaje de cultivos y razas locales y sus variedades silvestres, clasificados según su situación de riesgo, ausencia de riesgo o un nivel de riesgo de extinción desconocido
2.5.1. Evolución de la inscripción de creaciones fitogenéticas en el Registro Nacional de Cultivares.
2.5.2. Evolución de las entradas/accesiones documentadas en los Bancos de Germoplasma.
2.5.3. Cantidad de eventos de organismos genéticamente modificados (OGM) aprobados.

 

Objetivo 12

GARANTIZAR MODALIDADES DE CONSUMO Y PRODUCCIÓN SOSTENIBLES

Metas e indicadores internacionales

Metas e indicadores adaptados Argentina

12.3: De aquí a 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y a nivel de los consumidores y reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha.12.3: De aquí a 2030, reducir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro, incluídas las pérdidas posteriores a la cosecha; y reducir el desperdicio de alimentos en la venta al por menor y a nivel de los consumidores.
12.3.1. Índice de la pérdida mundial de alimentos (en desarrollo). 12.3.1. Se está trabajando en el desarrollo de metodologías correspondientes a los indicadores de seguimiento.

 

Colaboración de Agroindustria

 

ODS de interés de Agroindustria

1. Reuniones de difusión y articulación de la Agenda 2030

  • Trabajo con provincias y Municipios

  • Reuniones de presentación e intercambio en relación a objetivos y metas de interés de Agroindustria con los actores correspondientes.

  • Vinculación con el Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible (CEADS) a fin de trabajar de manera conjunta con empresas agroalimentarias para el cumplimiento de los ODS.

  • Articulación con la Red para la reducción en la Pérdida y Desperdicio de Alimentos (Bancos de Alimentos, Universidades, Municipios, Organizaciones, Cámaras, etc.)

  • Trabajo con la Reunión Especializada de Agricultura Familiar – Mercado Común del Sur (REAF MERCOSUR) : Elaboración de un instrumento de seguimiento y medición de avances de los ODS de acuerdo a los principios rectores, temas transversales y grupos de trabajo instituidos.

2. Definición y redefinición de indicadores para mejorar el seguimiento y alcance de las metas.

  • Trabajo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para el fortalecimiento de capacidades de medición e implementación de acciones para el cumplimiento de la Agenda 2030.

  • Ajuste y seguimiento de la contribución presupuestaria vinculadas a las metas asignadas a Agroindustria

  • Colaboración con otros organismos públicos y privados en la definición y medición de indicadores.

3. Actualización permanente

  • Revisión e identificación de políticas, programas y proyectos que contribuyen al cumplimiento de las metas 2.3; 2.4; 2.5 y 12.3.