Información al consumidor

Recomendaciones para un manejo correcto de la carne

Compra

  • A la hora de comprar un producto fresco, tener en cuenta que puede permanecer como máximo 2 hs a temperatura ambiente.
  • Separar del resto de los alimentos la carne, las aves y los pescados y mariscos crudos, así como los huevos, en el recipiente de la compra.

Conservación

  • Refrigerar o congelar la carne y otros productos perecederos en un máximo de 2 horas después de cocinarlos o comprarlos. Refrigerarlos en un máximo de 1 hora.
  • Mantener el orden dentro de las heladeras y congeladores. Separar las carnes según su especie.
  • Evitar colocar la carne en estantes superiores de la heladera.
  • Descongelar los alimentos de modo seguro: dentro del refrigerador, en agua fría y en el horno microondas. Los alimentos descongelados en agua fría o en el microondas deben cocinarse de inmediato.

Manipulación

  • Lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes y después de manipular alimentos.
  • Lavar las tablas de cortar, platos y utensilios con agua caliente y jabón después de preparar cada producto alimenticio.
  • Utilizar toallas de papel para limpiar las superficies de la cocina. Si usa trapos de tela, lávelos con frecuencia usando el ciclo caliente.

Cocción

  • El color y la textura no son indicadores de seguridad confiables para garantizar la correcta cocción; por eso se deberá asegurar que la temperatura de cocción siempre sea mayor a los 70°c.