Los RRGG


¿Qué son los RRGG? ¿Por qué son importantes?

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los recursos genéticos para la alimentación y la agricultura son la materia prima de la que el mundo depende para mejorar la productividad y calidad de los cultivos, la ganadería, la silvicultura y la pesca, así como para mantener poblaciones saludables de especies silvestres. Por lo tanto, constituyen un aspecto central de la seguridad alimentaria, la nutrición y la adaptación al cambio climático. Conservar y utilizar un amplio abanico de diversidad —tanto entre especies como dentro de las especies— significa garantizar opciones para responder a los retos del futuro.
Según el Convenio sobre la Diversidad Biológica, los recursos genéticos (RRGG) refieren al material genético de valor real o potencial. El material genético comprende a aquellos de origen vegetal, animal, microbiano o de otro tipo que contenga unidades funcionales de herencia.

Argentina y los RRGG

Desde mediados del siglo pasado, Argentina comenzó a vislumbrar el problema de la erosión genética y la pérdida de variabilidad, tanto en vegetales como en animales. Es así como surgen los primeros Bancos de Germoplasma del país. Actualmente, el INTA cuenta con una Red de Recursos Genéticos (RedGen) que se estructura en tres sub-redes de Bancos de Germoplasma Fitogenéticos, Zoogenéticos y Microbiológicos, a lo largo de todo el país y vinculada a todas las actividades productivas de agricultura, ganadería y agroindustria.
La misión de estos bancos es garantizar la gestión y conservación de los recursos genéticos (RRGG) a fin de preservar, valorizar y disponer de los mismos para la agricultura y la alimentación.

En lo que respecta a gestión de la política nacional en materia de recursos fitogenéticos, en el año 2004 se creó mediante Resolución SAGPyA Nº 693/04 en el ámbito de la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos del Ministerio de Economía y Producción la Comisión Nacional Asesora en Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura (CONARGEN). Actualmente, por Resolución SAGyP N° 156/2018 esta Comisión ampliada a distintos actores relacionados con los RRGG, propone y propicia acciones relativas al logro de los objetivos y metas de cada una de las siguientes instancias, entre otras:

  • El Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TIRFAA);
  • La Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura;
  • El Grupo de trabajo técnico intergubernamental sobre los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura;
  • El Grupo de trabajo técnico intergubernamental sobre los recursos zoogenéticos para la alimentación y la agricultura;
  • El Grupo de trabajo técnico intergubernamental sobre los recursos genéticos acuáticos para la alimentación y la agricultura;
  • El Grupo de trabajo técnico intergubernamental sobre los recursos genéticos forestales.

CONARGEN

La función de la Comisión Nacional Asesora en Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura (CONARGEN) es la de asesorar a las autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y sus organismos descentralizados -Instituto Nacional De Tecnología Agropecuaria (INTA), Instituto Nacional De Semillas (INASE), Instituto Nacional de Investigación Y Desarrollo Pesquero (INIDEP)- en las políticas, líneas de acción, marcos normativos y cualquier otra medida de gobierno que se les encomiende, relacionadas con la conservación, promoción, regulación, acceso, uso y comercio de recursos genéticos para la alimentación y la agricultura, sus derivados, sus partes y componentes. Ya sean, recursos fitogenéticos, zoogenéticos, forestales y acuáticos en el desarrollo de sistemas productivos multiespecíficos y en todos aquellos temas conexos o relacionados a los mismos.
En particular en lo referido al proceso de aprobación y de ratificación del TIRFAA , durante los años 2009 al 2014, fue en el marco de la CONARGEN donde se analizaron las implicancias de la ratificación e implementación del TIRFAA. Actualmente, es en el marco de esta Comisión donde se debaten los temas y cuestiones relacionados con su implementación, las cuales son llevadas a cabo por el Punto Focal Nacional (Dirección de Asuntos Ambientales del Ministerio de Relaciones exteriores y Culto y la Dirección de Producciones Sostenibles dónde recae la autoridad de aplicación.

TIRFAA

El Tratado Internacional de Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TIRFAA), tiene como objetivo la conservación y la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su utilización en armonía con el Convenio sobre la Diversidad Biológica, para una agricultura sostenible y la seguridad alimentaria. Fue adoptado el 3 de noviembre de 2001 por la 31ª Conferencia de las Naciones Unidas de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y entró en vigor en junio de 2004. Argentina firmó su membresía en junio de 2002 y fue aprobado por la República Argentina a través de la Ley 27.182, sancionada en fecha 23/9/2015 y promulgada el 5/10/2015.
El instrumento de ratificación del TIRFAA fue depositado por ante la Secretaría de las Naciones Unidas en fecha 13/05/2016, entrando en vigor para la Argentina el 15/08/2016.
El tratado establece un sistema multilateral que facilita el acceso con fines de utilización y conservación para la investigación, el mejoramiento y la capacitación, y administra la distribución de beneficios derivados del uso de los Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación se aplica a 64 cultivos que están detallados en su Anexo I.
Como resultado de la adhesión al Tratado, los agricultores, científicos y fitomejoradores de los Estados Parte obtienen acceso gratuito a los recursos genéticos incorporados en el sistema multilateral, con el compromiso de no utilizar el germoplasma con fines comerciales en forma directa. En el caso de que se obtengan productos comerciales, se prevé el pago de una parte equitativa de esos beneficios, la que se destinará a favorecer el intercambio de información, el acceso a tecnología y la creación de capacidades, así como la formación de un fondo financiero para programas de ayuda a pequeños agricultores de los países en desarrollo. Sin embargo, si el producto mejorado es depositado nuevamente en el Sistema Multilateral, no se realizarán pagos al Fondo de Distribución de Beneficios.
Dada la importancia de la actividad agropecuaria en el país, Argentina desempeñó un rol muy activo en el proceso de negociación y adopción del TIRFAA, con la intención de que el listado en el Anexo I fuese lo más amplio posible y se incluyeran cultivos y forrajeras necesarios para cubrir los requerimientos de investigación y desarrollo del sector agrícola.
A partir de la ratificación, el país participó en la Séptima Reunión del Órgano Rector, llevada a cabo del 30 de octubre al 3 noviembre 2017, en carácter de miembro de conformidad con las disposiciones del artículo 19 del Tratado Internacional. Entre las negociaciones llevadas por la delegación nacional , se logró que Argentina fuese elegible para la presentación de proyectos al Fondo de Distribución de Beneficios del Tratado..
Los procedimientos de cumplimiento del Tratado requieren que cada Parte Contratante presente al Comité de Cumplimiento, un informe sobre las medidas que haya adoptado para cumplir con sus obligaciones del mismo. El informe fue elaborado durante la segunda mitad del 2018 en el marco de la CONARGEN y remitido a la Secretaria del Tratado. Por otro lado, en diciembre de 2017, el INTA, junto con la colaboración de la Dirección de Asuntos Ambientales del Ministerio de Relaciones exteriores y Culto, el INASE y esta Dirección elaboró un proyecto para presentar al cuarto ciclo de proyectos del Fondo de Distribución de Beneficios del Tratado Internacional En este ciclo el Fondo financiará actividades para la conservación y el uso sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura (RFAA) con el objetivo general de ayudar a los agricultores a mejorar la resiliencia de los cultivos frente al cambio climático y mejorar su situación de seguridad alimentaria, contribuyendo así a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en particular a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2.5 y el ODS 15.6. El proyecto presentado por Argentina está orientado a los cultivos de maíz, papa y poroto y su objetivo es la conservación y uso sostenible de los recursos fitogenéticos locales para contribuir a la seguridad alimentaria de los pequeños agricultores,.. El mismo fue pre seleccionado para remitir para propuesta final, la cual actualmente se encuentra en proceso de evaluación por los expertos del Tratado.
Si querés conocer el primer reporte nacional sobre la implementación del Tratado, hacé click aquí.

Otros instrumentos internacionales relativos a los RRGG y la Biodiversidad

La Dirección de Producciones Sostenibles, a través de la CONARGEN participa activamente en el seguimiento, elaboración y presentación de reportes y las negociaciones de la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura de FAO y sus Grupos de Trabajo Intergubernamentales cuyo compromiso es el de conservar la biodiversidad para la alimentación y la agricultura y promover su utilización sostenible en aras de la seguridad alimentaria y del bienestar y el desarrollo humanos en todo el mundo, para las generaciones actuales y futuras.
Además, la Dirección de Producciones Sostenible es miembro de la Comisión Nacional Asesora para la Conservación y Utilización Sostenible de la Diversidad Biológica (CONADIBIO) y colabora con la Secretaria de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sostenible en el seguimiento de los compromisos asumidos en el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB); tratado internacional jurídicamente vinculante cuyos tres objetivos principales son la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos. Por otro lado, participó y sigue participando activamente en la elaboración y la implementación de la Estrategia Nacional sobre la Biodiversidad y Plan de Acción 2016 – 2020 (ENBPA 2016-2020).
Por otro lado, la Dirección de Producciones Sostenibles participa en la elaboración de la posición nacional para la Plataforma intergubernamental científico-normativa sobre diversidad biológica y servicios ecosistémicos (IPBES) . Este es un órgano intergubernamental independiente que busca fortalecer la interfaz científico-normativa entre la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas para la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica, el bienestar de los seres humanos a largo plazo y el desarrollo sostenible. La Plataforma actualmente cuenta con 126 países miembro, entre ellos la Argentina y responde a las solicitudes de los gobiernos, incluidas aquellas transmitidas por los acuerdos ambientales multilaterales relacionados con la diversidad biológica y los servicios ecosistémicos, para recopilar, analizar y publicar la información científica legitimada por expertos científicos internacionales que necesitan los tomadores de decisiones para formular políticas.