Presidencia de la Nación

Miércoles 26/11/2014, 22:26 (GMT -3) - [+] ver clima

Argentina.gob.ar

Guía del Estado
Reseña histórica

La formación histórica del Estado argentino

Un breve recorrido por los hechos más sobresalientes.
La formación histórica del Estado argentino
Pintura de Pedro Subercaseaux que muestra los debates de la Semana de Mayo.

Período Hispánico
El territorio de la Cuenca del Plata, que comprendía, parcial o totalmente, lo que hoy son las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Santa Fe, Chaco, Formosa, Misiones y las actuales repúblicas de Paraguay y Uruguay, tuvo durante los siglos XVI y XVII, un papel secundario en el proceso colonizador español. Al impulso de un ulterior crecimiento económico, las posesiones incrementaron su valor estratégico, lo que llevó a la corona de España a la creación del Virreinato del Río de la Plata en 1776. Durante este período, llamado comúnmente hispánico, el organigrama del poder era rudimentario y sin una distinción nítida de competencias. Tanto en la península como en América, las instituciones desempeñaban funciones ejecutivas, legislativas y judiciales, a veces, de manera superpuesta.

Período Revolucionario
En mayo de 1810, debido a la invasión napoleónica a España, Buenos Aires convocó a un Cabildo Abierto para arbitrar medidas frente a la caducidad del gobierno del virrey e instrumentar la reversión de los derechos de soberanía al pueblo y, como consecuencia inmediata, la instalación de un nuevo gobierno.

Museo Histórico Nacional del Cabildo

Tiene como sede el edificio donde funcionó el Cabildo a partir de 1776. Declarado Monumento Histórico Nacional en 1933, el edificio y sus colecciones conforman un único patrimonio que evoca aquellos hechos históricos y políticos que forjaron nuestra identidad como país: los cabildos y sus funciones institucionales, la reconquista y defensa de la ciudad durante las invasiones inglesas de 1806–1807, la Revolución de Mayo y la Primera Junta de Gobierno en 1810.


Entre 1810 y 1816 se sucedieron diferentes formas institucionales, siendo inaugural la Primera Junta (órgano de tipo colegiado) regulado principalmente por dos documentos: el Reglamento del ´25 – sancionado por el Cabildo– y el Reglamento del ´28 emanado de la propia Junta. Interpretando el primero de ellos se incorporan los diputados del interior al órgano porteño, creándose así la Junta Grande, institución que a su vez instauró juntas provinciales y decretó la creación de un Triunvirato. Así, fue sancionado el Estatuto Provisional del Gobierno Superior de las Provincias Unidas del Río de la Plata y los decretos sobre la libertad de imprenta y la seguridad individual.

En 1812, correspondió al Segundo Triunvirato llevar adelante la convocatoria a una Asamblea Constituyente, conformada al año siguiente, que fue el primer congreso de nuestra historia que asume la representación de la soberanía de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Si bien la Asamblea del año XIII, como cuerpo representativo no cumple con su objetivo fundamental de dictar una constitución, desarrolla una vasta tarea legislativa en pro de las libertades individuales y constituye la apertura hacia nuevas formas institucionales.

La Bandera y la Escarapela

En febrero de 1812, Manuel Belgrano propuso al Gobierno la creación de la escarapela nacional, que el Ejército pudiera usar como distintivo nacional. El Triunvirato aprobó la escarapela de colores celeste y blanco, lo que instó a Belgrano a diseñar una bandera con los mismos colores. Fue izada por primera vez en Rosario, a orillas del río Paraná, donde la hizo jurar a sus soldados.


Desde el punto de vista de la organización política, estableció un Poder Ejecutivo unipersonal, creando el cargo de Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Instituyó el 25 de Mayo como fecha patria, estableció el Escudo y el Himno y mandó acuñar moneda propia, acciones con las que demostraba su voluntad de formar un estado soberano.

Declaración de la Independencia

Casa de la Independencia Finalmente en 1816, un Congreso General Constituyente reunido en Tucumán, declaró la independencia de las Provincias Unidas y dictó el Estatuto Provisional de 1816, el Reglamento Provisorio de 1817 y la Constitución de las Provincias Unidas de Sudamérica.

Museo Casa Histórica de la Independencia

De la antigua casona, sólo se conservaba intacto el histórico salón donde se juró la independencia. La casa fue reconstruida en 1943 con algunos elementos originales del siglo XVIII. Hoy es Monumento Nacional y Museo de la Independencia. A través de sus salas, el visitante podrá transitar por la historia de estos territorios, desde la colonia hasta la declaración de la independencia.

A raíz de la batalla de Cepeda en 1820, el Congreso General fue disuelto y el Cabildo de Buenos Aires reasumió el mando universal de esta ciudad y de su territorio provincial, a la vez que nombró un gobernador interino, lo cual implicó la extinción del gobierno nacional. A partir de entonces, las provincias, aún fuertemente autónomas, continuaron una estructura robustecida por una serie de pactos inter–provinciales (Tratado de Benegas y del Cuadrilátero).

En diciembre de 1826, un nuevo Congreso Constituyente sancionó una Constitución de la República Argentina, rechazada mayoritariamente por los desacuerdos respecto de su texto.
En 1831, se firmó el Pacto Federal entre Santa Fe, Buenos Aires y Entre Ríos, al cual luego adhirieron las demás provincias, por el que se reconocía la existencia de un estado organizado como república, conformado por las provincias agrupadas en una federación.

Período de la Organización Nacional
Luego de la batalla de Caseros, que implicó la caída de Juan Manuel de Rosas como gobernador de Buenos Aires, las Provincias de Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires firman el Protocolo de Palermo. Posteriormente, el Acuerdo de San Nicolás, rubricado ante la presencia de la mayoría de los gobernadores provinciales, ratifica el carácter de ley fundamental del Pacto Federal. Se convoca entonces en 1852 a un Congreso General Constituyente, con el objeto de dictar una constitución para la Confederación. El texto, promulgado por Urquiza el 25 de mayo de 1853, fue jurado por la república el 9 de julio, con excepción de Buenos Aires, la que se sumaría a la Confederación en 1860, como consecuencia de la batalla de Cepeda y de la firma del Pacto de Unión de San José de Flores del año anterior. De inmediato fue reformada la Constitución, quedando consumada la unión del país. La reforma acentuó la forma federal de la república, a la vez que, en lo ideológico, mantuvo el esquema de la Carta Magna de 1853.

Casa Rosada

El primer edificio, construido en 1594, fue originalmente un fuerte. En este solar defensivo ocupado por las autoridades españolas y los gobiernos patrios, está actualmente la Casa de Gobierno. Luego de sucesivas demoliciones y construcciones, el Ing. Tamburini armonizó en 1884 el frente y en 1938 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Puede visitar el Museo y conocer la historia del edificio y de los personajes que lo habitaron, además de disfrutar de actividades educativas y culturales.
Balcarce 50 (1064) Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Tel.: (54–11) 4344–3804.

Constitución Nacional

Fue sancionada en 1853 y reformada por última vez en 1994, en la Convención Constituyente realizada en la provincia de Santa Fe.

Sucesos y personajes históricos

Las Efemérides Culturales Argentinas son un calendario recordatorio de hechos y personajes de nuestro país. Elaboradas por el Ministerio de Educación, permiten interesantes abordajes y recorridos.

Imágenes relacionadas
  • Pintura de Pedro Subercaseaux que muestra los debates de la Semana de Mayo. Pintura de Pedro Subercaseaux que muestra los debates de la Semana de Mayo.
Enlaces relacionados
Etiquetas:
  • historia argentina
  • revolución
  • independencia

Portal Oficial del Gobierno de la República Argentina - www.argentina.gob.ar / Jefatura de Gabinete de Ministros 2011

W3C